Impulsan universitarios proyecto de cosméticos con colágeno marino

Investigadores de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) desarrollan un proyecto para fabricar cosméticos con colágeno marino, extraído de las especies de bagre que existen en la región, informó la experta Norma Angélica Pedraza Melo.

La integrante del cuerpo académico de gestión pública y empresarial de dicha institución indicó que a través de este proyecto de cosméticos se busca conseguir tres marcas registradas y dos nuevos productos dirigidos al sector femenino.

La también coordinadora administrativa en el Centro de Innovación y Transferencia del Conocimiento (CINOTAM) refirió que el proyecto nace de la necesidad de un grupo de productores de bagre que se acercaron a la universidad para hacer más redituable su idea de negocio.

"Vinieron con nosotros con la idea de hacer un plan de negocio, les dimos la confianza y decidieron poner en nuestras manos un proyecto más amplio, que es la generación de nuevos productos para competir en el sector cosmético femenino", dijo.

Explicó que los tratamientos cosméticos se harán aprovechando el colágeno marino, "identificamos dos productos que pueden llegar a ciertas edades de las mujeres, entonces estamos en el diseño de la marca y del logo, proponiendo una marca general como tipo familia de productos, esto luego del estudio de mercado".

La también investigadora universitaria detalló que la empresa integradora podrá comercializar más productos; además del filete de bagre, "estamos generando el compromiso en el Programa de Estímulos a la Innovación de que vamos a generar tres marcas registradas y dos nuevos productos".

Mencionó que "el colágeno marino sale de los deshechos del bagre, mismos que en algún momento hasta podrían considerarse como contaminante, y que ahora representarían un ingreso para la empresa, a través de un proyecto que concursó en el Programa de Estímulos a la Innovación y logramos que fuera aprobado".

Pedraza Melo, miembro del Sistema Nacional de Investigadores en el nivel I, anotó que la vinculación de productores y pequeños empresarios con investigadores de la UAT ha sido a través del Centro de Innovación y Transferencia del Conocimiento.

"Y esa es una de las líneas de los proyectos que se trabajan en la UAT y en ese marco, como Cuerpo Académico, concursamos en el Centro Intersectorial de Innovación y logramos que otra empresa del sector agroalimentario pueda desarrollar cinco marcas registradas y 14 nuevos productos", comentó.

"Entonces como Cuerpo Académico, en ambos proyectos está la responsabilidad de hacer estudios de vigilancia tecnológica, estudios de mercado y planes de comercialización para esos nuevos productos", concluyó.