Grupo México denunciará a GAP ante CNBV y autoridades judiciales

Grupo México denunciará a Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por suspender la Asamblea de Accionistas programada para este martes.

Asimismo, buscará que dicha autoridad convoque a la brevedad a que se realice otra asamblea, señaló el representante legal de la empresa minera, Luis Cervantes.

Adelantó también en entrevista que Grupo México acudirá ante una autoridad judicial, ya sea federal o local, para denunciar el presunto desvío de mil millones de pesos en la administración de Eduardo Sánchez Navarro.

El dinero "se lo llevaron irregularmente, de manera ilegal. Por lo menos de lo que me consta y que lo puedo afirmar categóricamente, la resoluciones adoptadas en la asamblea del 25 de septiembre también por el grupo de Sanchez Navarro representó que se despachará de la empresa de manera ilegal una cantidad cerca de mil millones de pesos", dijo.

Al respecto, el abogado de GAP, Raúl Fernández Briseño, rechazó tales declaraciones y aseguró que la información financiera de GAP está a disposición de los accionistas desde hace 30 días.

Argumentó que se realizó una auditoría a esa información financiera y no se ha encontrado ningún desvío de capital.

"Se ha calificado de correctos los estados financieros, no existe tal desvío y es una muestra de la desesperación de Grupo México al verse impedido para llevar a cabo la toma de control hostil que ha intentado desde hace unos meses y recurre a estas mañas de denunciar sin dar ningún sustento", señaló.

Miguel Aliaga, director de Relaciones Públicas del concesionario de 12 aeropuertos en el país, aseguró que la empresa ha promovido el pago de dividendos de más de mil millones de pesos para los accionistas.

"Esto está totalmente claro y transparente en los documentos que GAP ha presentado todos los años; además de la desesperación de estos personajes se tiene el desconocimiento total de que los grupos aeroportuarios constantemente pagan dividendos a sus accionistas, dados los resultados obtenidos en la empresa", precisó.

De acuerdo con Fernández Briseño, ni con la intervención de la CNBV se realizará una asamblea, ya que los asuntos en materia ya han sido ratificados y "no se tienen derechos para solicitar la convocatoria".

En la asamblea que se realizaría este martes a petición de la empresa minera, se deliberaría sobre la inaplicabilidad de los estatutos 10 y 12 del administrador de aeropuertos, además de exigir una rendición de cuentas y la designación de una persona para conocer si hubo una administración irregular.

Sin embargo, GAP obtuvo mediante el Juzgado de Primera Instancia en Jalisco una medida cautelar, en la que se dicta la cancelación de la reunión de accionistas que se realizaría este martes.

Grupo México calificó lo anterior como una medida para eludir enfrentar al accionariado con derecho a información confiable.

Cuestionó que se incurra en este tipo de actos que perjudican a la emisora y a sus accionistas y confunden a la opinión pública, a las autoridades y al gran público inversionista.

Para Grupo México, de acuerdo con el abogado Luis Cervantes, la asamblea realizada el pasado 16 de abril es nula, por lo que la impugnó judicialmente.