La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló que es urgente y prioritario reconocer constitucional y legalmente los derechos de los miles de mexicanos afrodescendientes, pues desconocerlos es condenarlos a seguir en el olvido.

El racismo, la discriminación y la intolerancia en el país son una lamentable realidad que destruye vidas y para su combate, es necesario establecer acciones y políticas públicas que eliminen esa segregación en todas sus formas, planteó Norma Inés Aguilar León, Cuarta Visitadora General de la CNDH.

Al clausurar, con la representación del Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, el Foro Internacional "Discriminación Racial y Afrodescendientes en México", dijo que la CNDH lamenta cualquier acto de discriminación, por acción u omisión.

Asimismo, destacó que está en favor de la defensa integral de los derechos humanos de quienes se identifican como pueblos afromexicanos.

Ante expertos nacionales y extranjeros, así como representantes de diversos organismos del Estado y de la población afrodescendiente, explicó que el organismo nacional trabaja con distintas instituciones para erradicar la discriminación en todas sus formas.

No obstante, reconoció, falta mucho camino por recorrer y es necesario unir esfuerzos para iniciar un nuevo ciclo en el que no exista discriminación, para el cual todos los servidores públicos deben promover y difundir el respeto a los pueblos afrodescendientes.

Estos mexicanos tienen que ser visibilizados por el Estado y el orden jurídico, es una necesidad imperiosa que no puede esperar, resaltó.

Puntualizó que su reconocimiento debe empezar en la Constitución Política y las disposiciones legales ordinarias, porque ellos son integrantes de la nación.

Subrayó que la discriminación es una injusticia y un hecho que deriva de la falta de cultura, por lo que es indispensable recordar que todos somos iguales.

Previamente, durante el tercer panel de discusión, los expertos analizaron el tema y coincidieron en que México no tiene información censal sobre la población afrodescendiente ni sobre la situación de sus derechos humanos, mientras que seis países de Centroamérica recabaron esa información desde 2000.

Los panelistas criticaron la amplia brecha que hay entre la adquisición de compromisos internacionales y su cumplimiento.

En el acto participaron Pastor Elías Murillo Martínez, experto del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y Fernando Salmerón, coordinador General de Educación Intercultural y Bilingüe de la Secretaría de Educación Pública.

Además, Regina Martínez Casas, del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social; Rosa María Castro, presidenta de la Asociación de Mujeres de la Costa de Oaxaca, A.C, y Citlali Quecha Reyna, investigadora del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Asimismo, Saúl Sánchez Jiménez, coordinador de Asuntos Jurídicos de Save The Children México; Pedro Sergio Peñaloza Pérez, presidente de la Asociación Civil "México Negro", y participó como moderador el segundo Visitador General de la CNDH, Enrique Guadarrama López.