Proponen empresarios acelerar inversión en infraestructura

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) propuso acelerar el paso de la inversión en infraestructura y con ello mejorar y detonar el desarrollo del país.

En su mensaje semanal, el presidente del organismo empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani, estimó que lo anterior contribuiría a consolidar el entorno favorable que se genera por varios factores.

Por ejemplo, refirió que se realizan inversiones de gran envergadura, producto en buena parte de mejorías en las condiciones de negocios, grandes proyectos nacionales y de las expectativas generadas por las reformas estructurales que se han iniciado en los últimos años.

Indicó que así lo confirman las inversiones en industrias como la automotriz o las que se anunciaron la semana pasada en materia inmobiliaria y las de empresas de telecomunicaciones.

Refirió que viene una de las rondas de licitaciones más grandes y atractivas en materia de petróleo, así como la concerniente a la red compartida en telecomunicaciones.

Asimismo, señaló que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) acaba de presentar uno de los proyectos más ambiciosos del sector eléctrico nacional en muchos años, el cual podría detonar inversiones por más de 10 mil millones de dólares en una perspectiva de mediano plazo.

La dimensión y la calidad de las inversiones que se esperan "deben transformar las tendencias de nuestra economía en términos de productividad y crecimiento, y con ello de prosperidad incluyente para todos los mexicanos".

Por ello, continuó, es de vital importancia que haya una implementación efectiva y oportuna de las reformas y un buen paso en el trabajo que se tiene que hacer para mejorar en aspectos claves como Estado de derecho.

Gutiérrez Candiani indicó que aunque se han registrado algunos signos que pudieran ser visos de mejoría para una reactivación del mercado interno más vigorosa, aún son tenues.

Estimó que para lograr un mayor crecimiento se necesita que todos los motores contribuyan a toda su capacidad: sector externo, mercado nacional, inversión pública y privada.

"Todavía se presentan varios cuellos de botella importantes, que son áreas de oportunidad claras para dar un mayor empuje a la economía. En particular, es crucial que haya un mayor esfuerzo en la inversión del sector público total, sumando los tres órdenes de gobierno, que sigue rezagada", puntualizó.

Incluso, dijo que los subejercicios en la inversión presupuestal y los retrasos en los pagos a proveedores que más afectan a la economía se ubican a nivel de estados y municipios y, en el orden federal, en la parte de infraestructura de comunicaciones y transportes.

"El retraso y la deuda creciente de los estados en las cuentas por cobrar de proveedores podría rebasar los 100 mil millones de pesos, y hay entidades en donde empieza a ser un problema crítico para la operación de contratistas, empresas asociadas y las diferentes cadenas de abastecimiento involucradas", alertó.