Becario del PECDA busca profesionalización como intérprete de danza

El bailarín michoacano Iván Martínez, beneficiario del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA), tiene claro que en las disciplinas artísticas la preparación debe ser constante, por lo que postuló el proyecto Profesionalización del intérprete de danza contemporánea.

Dicho proyecto consiste en cursar el segundo año del Centro de Danza y Producción Escénica de Baja California (CDPEBC) en la ciudad de Tijuana, a cargo de la Lux Boreal Danza Contemporánea, que le permitirá contar con un papel que avale su formación y compruebe cierto nivel de competencias.

Así lo explicó en una entrevista difundida por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), en la que sostuvo que el CDPEBC permitir a bailarines e intérpretes crecer bajo un sistema de entrenamiento y fortalecimiento técnico, al desarrollar habilidades creativas, así como herramientas orientadas a la gestión y producción de proyectos artísticos.

"El plan de estudios contempla dos años, el primero lo financié por mi cuenta, y para el segundo me postulé para pedir apoyo y así concluir el proyecto educativo que será el próximo 4 de julio", detalló el bailarín que cuenta con experiencia previa en el grupo Andaza Contemporánea y Cronopio: Colectivo de arte escénico.

Como parte de la retribución social en la que becarios del PECDA comparten el conocimiento de su disciplina, Iván Martínez comentó que en su caso impartirá dos talleres en Morelia, una vez que concluya su estancia en Tijuana.

"Uno estará dirigido a gente que se dedica de manera profesional a la danza contemporánea para compartir un poco del lenguaje que adquirí en el centro de danza, y el otro será para un público no profesional que quiera acercarse a la danza como un pasatiempo", señaló.

Su proyecto también contempla la creación de una coreografía bajo la dirección del bailarín, coreógrafo y maestro Octavio Dagnino, integrante de Lux Boreal Danza Contemporánea.

El joven intérprete aseguró que desde su llegada a Tijuana ha tenido un panorama más amplio de lo que es la danza en forma teórica y práctica, "me gusta la forma en la que Lux Boreal confronta el fenómeno del arte contemporáneo. La exploración que han hecho para realizar sus obras me parece muy valiosa".

Por lo anterior, Iván Martínez decidió entrar al Centro de Danza y Producción Escénica de Baja California y una vez que concluya su estancia en esa ciudad, regresará a su natal Michoacán para poner en práctica lo aprendido.