Entender al otro es más difícil para personas con esquizofrenia

Para las personas con esquizofrenia es más difícil socializar pues su capacidad para sentir empatía es limitada, tienen problemas para inferir el estado mental, de ánimo e intenciones de las otras personas e incluso el estado mental propio.

De acuerdo con el doctor Ricardo Saracco de la Clínica de Esquizofrenia del Instituto Nacional de Psiquiatría (INP) los humanos, tenemos la capacidad de "leer" las intenciones y disposición de los otros, dicho proceso es conocido como empatía, función reflexiva o teoría de la mente.

"Por ejemplo, si en el metro una persona se acerca mucho a nosotros, intentamos evaluar su intención conforme a cada movimiento y las características de ese entorno social", explicó.

Esa habilidad permite cosas como mentir o adivinar pero también coordinar las interacciones entre uno y otro ser.

"Los pacientes con esquizofrenia evalúan a los demás negativamente; les colocan características hostiles y creen que los otros hacen evaluaciones parecidas de ellos".

"Muestran un déficit al reconocer y discriminar la expresión facial y pueden atribuirle un sentido negativo, sin tenerlo. Además, poseen una marcada restricción para manifestar afecto y demás emociones", señaló.

Por ello las personas con esquizofrenia tienen problemas para funcionar en el mundo social y eso los limita a conseguir empleo, establecer buenas relaciones personales o tener pareja.

Señaló que en la actualidad, para mejorar la calidad de vida de estos pacientes, se prueban tratamientos con oxitocina, una hormona que las mujeres producen en mayor cantidad durante el parto y lactancia y se cree está relacionada con sentimientos como la confianza y el lazo maternal.

"Si mejoramos la capacidad o desempeño social de los pacientes será más probable que puedan conseguir y mantener un trabajo y se relacionen mejor con sus familiares", concluyó el especialista.