Estudiantes de Monterrey crean prototipos para rehabilitación de niños

Estudiantes del Tecnológico de Monterrey trabajan durante este verano en generar varios prototipos y proyectos de vanguardia, como un exoesqueleto para rehabilitación de niños.

La institución privada señaló que generar tecnología que permita una mejor calidad de vida, a quienes han sufrido alguna lesión y requieren de aparatos especiales para rehabilitación, es el objetivo de los jóvenes.

Indicó que en este proyecto, los alumnos de profesional Jesús Tamez, Nael Cavazos, Adriana Amaro, Vania Nieto y de Luis Ávila, integraron la empresa INDI.

Ellos, apuntó, se definen como un grupo multidisciplinario, con el interés y la creatividad necesarias para moldear el medio ambiente y convertir lo ordinario en extraordinario.

Refirió que son tres proyectos principales en los que se enfocan este verano, uno de ellos al desarrollar el prototipo de un exoesqueleto pediátrico y aplicaciones de Realidad Aumentada para la inclusión en exoesqueletos, en conjunto con la empresa WeaRobot.

Añadió que también colaboran con alumnos de posgrado del Laboratorio de Robótica, en una primera versión de un brazo mecánico que pueda ser controlado con músculos y mente.

"Nuestro propósito es seguir generando conocimiento y creando cosas que aún no existen", afirmó el alumno Jesús Tamez, fundador y director de INDI.

Explicó que los proyectos y prototipos en los que trabajan, siempre buscan generarlos en versiones que puedan tener bajo costo, para ponerlos al alcance de un mayor número de personas y de esa forma apoyar a la sociedad.

"En cuanto al exoesqueleto pediátrico, nos encontramos trabajando en el desarrollo del modelo en términos del diseño mecánico, y uno de los siguientes pasos es el control a través de la mente y músculo, con ondas encefalográficas y ondas electromiográficas", subrayó.

Refirió que para consolidar el desarrollo de este exoesqueleto, viajaron a la Universidad de Houston, en donde realizan una estancia que comenzó el 21 de junio y culminará el 1 de julio.

Tamez comentó que el objetivo de todo el trabajo y de estas colaboraciones, es llegar a tener un prototipo que sea comercial.

"Lo más importante para la organización es crear el prototipo completo comercial, de esa forma hacer las pruebas clínicas y demás, empezar a probarlo, para darle la oportunidad de que lo utilicen los niños", puntualizó.