Coreógrafa Rossana Filomarino afina celebración con "Danza al filo"

La Sala Principal del Palacio de Bellas Artes albergará el espectáculo "Danza al filo", con el que la bailarina y coreógrafa Rossana Filomarino celebrará sus 70 años de vida, 50 años de trayectoria artística y el 25 aniversario de su compañía DramaDanza.

Las presentaciones, que se llevarán a cabo el 31 de julio y 1 de agosto, constará de tres obras, dos remontajes de coreografías de gran éxito en sus temporadas; las piezas musicales correrán a cargo de Joaquín López "Chas" y Rodrigo Castillo, informaron los organizadores del evento.

La bailarina originaria de Roma, Italia, ha formado a varias generaciones de bailarines, además de ser creadora de más de 70 coreografías representadas en la capital mexicana y en el extranjero.

Además, Rossana Filomarino ha sido reconocida con la Medalla Bellas Artes al Mérito Artístico, cuenta con un homenaje en el Palacio de Bellas Artes y fue galardonada con el Premio Nacional de Danza en el 2001.

Hoy en día es una de las figuras en la danza contemporánea de México pues a lo largo de su carrera se ha destacado por investigaciones temáticas y estilísticas, además ha concebido a la danza como una forma de vida fundamentada en rigor, pasión y ética.

Gracias a sus hallazgos artísticos y enseñanzas, ha marcado verdaderas pautas en el desarrollo de la danza contemporánea en México, que hasta la fecha siguen contribuyendo de forma significativa al enriquecimiento del acervo cultural del país.

Su compañía DramaDanza, creada en 1990, dio como resultado tres trabajos "Muchacha triste y sin alas", "Las troyanas de Eurípides" y "Kurt Weill: Desastre y Esperanza", en las que se desarrolló una alianza entre las formas dancísticas y propias del teatro dramático.

Además, ha desarrollado la fusión de la técnica dancística con técnicas, convenciones y conceptos provenientes del arte dramático y de la danza Butoh para moldear un lenguaje propio, como resultado da un lenguaje exacerbado que se sitúa entre lo grotesco, el expresionismo y la ritualidad.