Piden duranguenses a San Jorge los proteja de los alacranes

Este martes se venera al santo patrono de la ciudad de Durango, San Jorge, por lo que cientos de familias y principalmente niños acudieron a la Catedral para pedir protección contra los alacranes que abundan durante esta temporada del año.

Esta tradición data desde 1749, cuando el obispo de ese tiempo, Pedro Anselmo Sánchez, hizo la oración a este santo "San Jorge Bendito, amarra a tus animalitos, con un cordón bendito para que no me pique a mí ni a mi hermanito", y desde ese entonces generaciones de duranguenses veneran a este santo.

Desde muy temprano, madres y padres acuden junto con sus hijos a la Catedral de Durango, para dejar un ramo de flores, y una vela a San Jorge, que es conocido como el protector contra los animales ponzoñosos.

Además, los niños y los adultos se cuelgan con un cordón morado la medalla del santo, como una protección.

El sacristán de Catedral, Gerardo Juárez, comentó que las velas son recogidas a los fieles y son utilizadas en las adoraciones nocturnas, las flores son entregadas al día siguiente a la ciudadanía.

Dijo que la tradición dicta en dejar a secar las flores y posteriormente quemarlas en la casa y esparcir las cenizas en los rincones de las casas para que no se acerquen los alacranes.

Para la señora Juana Martínez esta tradición la heredó de su madre, quien todos los 23 de abril la llevaba a Catedral a ofrecerle flores a San Jorge, pues vive en una de las zonas en donde hay más alacranes, que es el Barrio de Analco.

Ahora, al pasar de los años, Juana trae a su hijo Carlos de apenas cinco años de edad, quien esta mañana traía desde el jardín de su casa un rosal para San Jorge y repetía la oración que su madre le decía.

Durango es uno de los estados en donde se tiene presencia de alacrán venenoso, y hasta la última semana de marzo se tenía el reporte de más de 800 personas con picadura.

Según las autoridades de salud, la tasa de picadura de alacrán se incrementa durante los meses de calor intenso, por ello, es necesario prevenir ya sea con fumigadores y tener la cultura del cuidado del alacrán en sus casas.

En este año, la Fiscalía General del Estado reportó una muerte por picadura de alacrán, y sucedió en el municipio de El Mezquital, otro de los lugares con mayor presencia del arácnido.

La familia de Danna Vanessa Pérez de Los Ríos, de 1 año 11 meses, visitó un balneario ubicado en el municipio anteriormente mencionado, y fue en ese lugar en donde la pequeña fue picada por el arácnido mientras dormía.

Los hechos ocurrieron el pasado martes 9 de abril, y a pesar de que acudieron a darle la atención médica, el veneno se propagó rápidamente por el cuerpo pequeño de la niña, quien no sobrevivió.

En décadas anteriores, las muertes por picadura de alacrán eran recurrentes en el estado, por ello, San Jorge, quien es protector de los animales ponzoñosos, se convirtió en el santo protector de los habitantes de la capital del estado.