Estado Islámico trata de recuperar ciudad siria de Kobani

Al menos ocho personas murieron tras un atentado con coche bomba en la ciudad siria de Kobani, luego que decenas de combatientes del Estado Islámico (EI) intentaran retomar el control de la localidad, ubicada en la frontera con Turquía.

Los militantes radicales islámicos vestían uniformes de la fuerzas kurdas y del Ejército Libre Sirio, que recuperaron el control de la ciudad kurda, luego que ésta había caído en manos de los yihadistas.

Combatientes del EI tomaron varias posiciones dentro de la ciudad, mientras que otros yihadistas se inmolaron con explosivos colocados en sus cinturones.

Los Comités para la Protección del Pueblo Kurdo (YPG), fuerzas paramilitares que han defendido a la población del embate de los yihadistas desde el año pasado en la región fronteriza, pidieron a los civiles permanecer en sus respectivas casas.

Los combates provocaron que numerosos activistas kurdos acusarán al gobierno de Ankara de permitir al EI atacar Kobani desde su lado de la frontera.

Las fuerzas kurdas, apoyados por los combatientes peshmerga de Irak y los bombardeos aéreos liderados por Estados Unidos, consiguieron expulsar al grupo yihadista en enero pasado y retomar la ciudad, que ahora está en ruinas.

También en gran parte de la zona kurda de la ciudad de Hasakah, en el noroeste de Siria, los yihadistas del EI lanzaron una ofensiva durante la noche del miércoles, revelaron fuentes oficiales al canal qatarí de noticias Al Yazira, que temen que hayan decenas de muertos.

Cientos de personas lograron huir de Hasakeh hacia el campo norte después de la repentida ofensiva, informaron las fuentes.

La mañana de este jueves varios combates estaban en curso en la ciudad, luego que fuerzas kurdas trataban de repeler la agresión del EI.