Afirma Sampaoli que repetirá fórmula de ataque en cuartos de final

El técnico de la selección chilena, el argentino Jorge Sampaoli, reconoció hoy en el vértigo y la velocidad la única fórmula para ganar la Copa América 2015, luego del 5-0 de su equipo a Bolivia, que lo colocó en los cuartos de final en calidad de invicto.

En rueda de prensa tras el partido con los bolivianos, jugado en esta capital, el estratega dijo que "la única posibilidad que tenemos es jugar de esta forma para ganarle a los grandes, no veo otra forma de equipararse con otras selecciones potentes que no sea a este nivel".

"Fue un partido donde pudimos tener el control, tuvimos las situaciones, el dominio y (fuimos) bastante contundentes, lo que nos faltó en otros partidos. El equipo estuvo muy bien y está consolidando una idea de cara a lo que se viene, que será más complejo", declaró el timonel.

Calificó de "superlativo" el dominio de Chile ante Bolivia, "con mucho entusiasmo por parte de los jugadores" y admitió que el accidente automovilístico bajo la influencia del alcohol del volante Arturo Vidal hace dos días "no afectó el rendimiento".

"Como lo dije ayer (jueves), el tema de Arturo lo resolvimos en 10 minutos, cuando decidimos que se quedara", indicó el estratega, tras reiterar que su planificación sólo contemplaba días libres a sus jugadores después de los partidos con Ecuador y México.

La concentración de Chile se vio interrumpida esta semana, luego que el técnico dio tiempo libre a los jugadores la tarde del martes pasado, día en que Vidal se vio involucrado en un accidente de tránsito a exceso de velocidad y bajo la influencia del alcohol.

Pese a la gravedad del incidente, que motivó un verdadero debate nacional sobre los problemas de indisciplina en el combinado nacional, el cuerpo técnico descartó marginar al futbolista y lo mantuvo en el plantel.

Con su triunfo ante Bolivia, la selección chilena clasificó en primer lugar del grupo e invicto a los cuartos de final de la Copa América y jugará el próximo miércoles 27 contra uno de los mejores terceros, ya sea el del Grupo B o el del C.