Estado Islámico, mayor amenaza terrorista en 2014: EUA

El Departamento de Estado señaló al grupo yihadista Estado Islámico (EI) como la mayor amenaza terrorista en 2014, al tiempo que disminuyó el peligro que representa la red Al Qaeda.

En su reporte de Combate al Terrorismo 2014, la dependencia indicó como factores para el fortalecimiento del EI, el control "sin precedente" de territorios en Irak y Siria, el flujo de combatientes de todo el mundo para unirse a ese grupo y el aumento de extremistas violentos solitarios en Occidente.

Apuntó que la gobernabilidad débil o fallida ofreció un ambiente propicio para que emergiera el extremismo radical en Yemen, Siria, Libia, Nigeria e Irak, principalmente.

El informe destacó la "brutal represión" del EI en los territorios que ocupa, incluyendo actos violentos como decapitaciones, con la intención de aterrorizar a sus oponentes, en su mayoría cristianos, yazidíes o musulmanes chiitas y sunitas.

Asimismo, el Departamento de Estado mantuvo a Siria como Estado patrocinador del terrorismo y apuntó que la guerra civil en ese país ha tenido un papel importante en el crecimiento de ese flagelo.

Por otra parte, el informe resaltó que "la prominencia de la amenaza que alguna vez representó el grupo central de Al Qaeda disminuyó en 2014, en gran parte como resultado de las continuas pérdidas sufridas en su liderazgo".

Agregó que mientras el liderazgo de Al Qaeda se debilita, la organización sigue siendo un punto de "inspiración" para otros grupos afiliados como el de la Península Arábiga, Al Qaeda en el Magreb Islámico, así como al-Nusrah y al-Shabbab, entre otros.

Según el informe, el EI y los grupos afiliados a Al Qaeda obtienen fondos del secuestro y otras operaciones criminales.

El reporte mantuvo además a Irán como Estado patrocinador del terrorismo, destacando su apoyo a los Cuerpos de la Guardia Islámica Revolucionaria, la organización militar más grande de ese país.

Por otra parte, el informe apuntó que los ataques perpetrados por terroristas solitarios pueden "presagiar una nueva era en la cual el liderazgo centralizado de una organización terrorista importa menos".