Cuba se ha distanciado del terrorismo: Washington

Cuba ha dado pasos en años recientes para distanciarse plenamente del terrorismo, incluidas acciones para corregir sus deficiencias en materia de combate al lavado de dinero, señaló hoy el Departamento estadunidense de Estado.

En su reporte sobre terrorismo 2014, Estados Unidos mencionó el hecho de que Cuba fue removida desde el 29 de mayo pasado de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, aún cuando no corresponde al espacio de análisis contenido en el informe.

"En años recientes, Cuba ha tomado un número de pasos para distanciarse completamente del terrorismo internacional y ha tomado pasos para fortalecer sus leyes antiterrorismo", indicó el informe.

En 2013, Cuba externó su compromiso de trabajar con la Fuerza de Tarea Financiera (FATC) para encarar sus deficiencias sobre lavado de dinero y finanzas antiterroristas (AML/CFT).

"Desde ese momento (Cuba) ha hecho progresos significativos en establecer el marco necesario para cumplir con los estándares AML/CFT, criminalizando adecuadamente el lavado de dinero y el financiamiento terrorista y estableciendo procedimientos para identificar bienes terroristas", añadió.

El Departamento de Estado hizo notar que el gobierno cubano continúa siendo anfitrión de las negociaciones entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en busca de un acuerdo de paz.

"No existe evidencia creíble de que el gobierno de Cuba ha ofrecido apoyo material específico o servicios para miembros de las FARC o del Ejército de Liberación Nacional (ELN), fuera de facilitar el proceso de paz internacionalmente", aseveró la dependencia.

El informe observó, sin embargo, que Cuba sigue permitiendo la estadía de aproximadamente dos docenas de miembros del grupo separatista vasco ETA en la isla.

"El gobierno de Cuba ofreció garantías de que nunca permitiría que miembros de ETA viviendo en Cuba usen territorio cubano para actividades contra España o contra ningún otro país", apuntó el informe.

Aclaró que no existe información de que Cuba haya permitido a miembros de ETA, residentes en la isla, "planear, financiar, conducir o cometer actos de terrorismo".

Asimismo, el reporte señaló que Cuba sigue albergando a fugitivos buscados para ser enjuiciados o servir condenas en Estados Unidos por cometer violaciones de las leyes criminales de este país.

"Aunque Cuba sigue rehusándose a repatriar a ciertos individuos que escaparon a Cuba en el pasado, ha sido más cooperativa con los Estados Unidos en años", finalizó.