Inicia temporada "El caso Romeo y Julieta" en el Teatro Jiménez Rueda

Una propuesta contemporánea dirigida al público joven, en la que un par de investigadores se darán a la tarea de averiguar quiénes son los responsables de la muerte de Romeo y Julieta, es lo que plantea la obra "El caso Romeo y Julieta".

Presentada anoche en el Teatro Julio Jiménez Rueda, se trata de una adaptación de la célebre obra escrita por William Shakespeare (1564-1616), producto del trabajo dramatúrgico de Berta Hiriart y Ángeles Hernández, bajo la dirección de Sandra Félix.

La obra propone un juego de espacios en donde la acción se desarrolla en una supuesta Verona: México a principios del siglo XXI, en un ministerio público en el que se realizarán entrevistas a los involucrados y, al mismo tiempo mediante "flashbacks", se van reconstruyendo los hechos de la historia en la que dos adolescentes de familias largamente enemistadas se enamoran.

Para Sandra Félix, "El caso Romeo y Julieta" se trata de una versión policiaca de la obra del dramaturgo e escritor inglés, sobre quién mato de manera trágica a estos dos personajes, pero en México.

El montaje inicia en el forense, con los cuerpos de dos jóvenes: Julieta Capuleto y Romeo Montesco, hijos de dos familias rivales, quienes se enamoran y tienen que luchar contra la violencia y odio que por envidias, prejuicios y engaños ha crecido entre los Capuleto y los Montesco.

"Nos pareció importante presentar una versión en donde desmenuzamos la historia de otra manera, la historia tal cual de Romeo y Julieta, pero en versión los Capuleto y los Montesco. Es el pleito terrible de dos familias, pero lo pensamos bajo la idea de la violencia y la necesidad de que haya paz en México.

"El montaje reflexiona sobre lo sucede en el país, pero siempre siguiendo el hilo de la historia de Romeo y Julieta, por ello, lo pasamos a un pueblo llamado Verona-México", señaló la directora teatral.

Para la directora, el montaje conjuga una historia de amor y de odio, "una combinación shakesperiana pero al estilo mexicano, porque se presenta el lenguaje nuestro y una parte poética amorosa alusiva a la obra.

La idea, señaló Félix, es no solemnizar a Shakespeare, "buscamos encontrar la parte humana, no solemne y no grandilocuente, sino la parte profunda de las pasiones, de la vida, del amor que manejan los personajes, del sentido del humor porque no es una tragedia, es un melodrama".

Con escenas que surgen del pasado como flashbacks y se mezclan con el presente, en esta obra dos agentes hacen el recuento de las últimas horas vividas por los occisos e investigan a todos los involucrados en busca del culpable.

"Ellos son el hilo conductor y a través de ello, vamos regresando a los momentos importantes de la historia; investigan y hacen entrevistas con los presuntos culpables", comentó la directora teatral para quien con esta obra hace énfasis en no guardar resentimientos ante la violencia y que el amor venza.

"Cuando los jóvenes mueren, es cuando las familias se reconcilian y toman conciencia de que ellos mismos provocaron esas muertes", indicó.

"El caso Romeo y Julieta", obra que inicia temporada esta noche en el recinto situado en la Colonia Tabacalera, cuenta con actores de la Compañía Nacional de Teatro.