Primera ministra danesa renuncia ante resultado electoral adverso

La primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, reconoció su derrota en las elecciones parlamentarias y renunció como líder del partido Social Demócrata.

"Este viernes voy a ir con la Reina para notificarle que dejo el cargo. Ahora le toca a Lars Lokke Rasmussen formar un gobierno", señaló Thorning-Schmidt, en referencia al líder del principal partido de centro derecha.

Según los resultados preliminares, el bloque del que forman parte el Partido Liberal y el Partido Popular Danés, liderado por Rasmussen, se ha hecho con 90 de los escaños del Parlamento, mientras que los socialdemócratas han obtenido 85 asientos.

Estas proyecciones, correspondientes al recuento definitivo en la península, conceden al centro-derecha un margen con el que no dependen de los resultados que lleguen desde Groenlandia e Islas Feroe, donde están en juego cuatro escaños.

Los resultados representan una sorpresa para el bloque liderado por el ex primer ministro Lars Lokke Rasmussen, a pesar de que su partido Venstre ganó menos votos que el Partido Popular Danés (DF), que es parte de su alianza.

"En los próximos días se determinará si será posible construir una mayoría para un gobierno que llevará a Dinamarca por el camino correcto", dijo Rasmussen ante cientos de simpatizantes, luego que se conocieron los resultados.

"Lo que hemos dicho antes de la elección también es lo que vamos a seguir sosteniendo después de la elección, es decir, estaremos donde esté el gobierno elegido", apuntó el líder del DF, Kristian Thulesen Dahl.

Rasmussen, de 51 años, es un hábil operador político experimentado con más de 20 años en el parlamento.