Más de tres décadas marcan la trayectoria de la cantante mexicana Graciela Beltrán, quien desde pequeña encontró en la música su mayor inspiración y hoy en día, a través de ésta, le canta al amor y desamor.

En entrevista con Notimex, confesó que la música es su manera de expresarse, y que el camino para consolidarse no ha sido fácil, pero la disciplina, el cariño por el arte y su talento innato, son las cualidades que la han guiado para trascender de generación en generación.

"Yo era muy pequeñita cuando me inicié en esto. Tenía seis años. Mi público es muy familiar, amoroso y tierno. Me ha visto crecer, incluso nuevas generaciones ahora están involucrándose con mi persona y música, porque la misma familia con la que he crecido, le ha inculcado mi canto a sus hijos. Hay mucha satisfacción por traspasar de generación en generación", comentó.

Recordó cómo fueron sus inicios; de manera repentina pero apoyada por importantes íconos de la música mexicana como Antonio Aguilar, "quien fue como un padre para mí y una guía dentro de esta profesión tan sacrificada y bonita".

Con él, montó grandes giras en Estados Unidos, país en el que ha desarrollado su carrera musical.

"Joan Sebastián y Vicente Fernández también son pilares de mi trayectoria, pues tuve la oportunidad de alternar con ellos en varios escenarios; tengo muy gratos recuerdos de los inicios en mi carrera", añadió.

Este 2015, la llamada "Reina del pueblo" lanzará al mercado su disco número 24, el cual integra 12 temas inéditos con banda sinaloense, y asegura que como hace más de 33 años, ella sigue comprometida con su gente, porque desde que se inició en un concurso de canto, a los seis años, han creído en ella y en su talento.

Aunque nació en Estados Unidos, Graciela dijo sentirse más mexicana, porque es con las costumbres y la música vernácula con la que está mayormente identificada.

"He vivido siempre en Estados Unidos pero nunca me hicieron a sus ideas y costumbres, soy, sueño, como, hablo y vivo muy mexicano, porque esa es mi gente, mi raza, y es lo que yo elegí interpretar", destacó.

Convencida de que el éxito de la vida radica en saber de dónde vienes y sentirse orgulloso de tus raíces, la también llamada "La muñequita que canta" y "La pochita de Sinaloa", indicó que sus máximas influencias musicales son Lola Beltrán, por la pasión con la que se entregaba y por cómo defendía a su país. "Era una señora internacional e inspiradora".

A Graciela, las agallas de "Lola la grande", quien hiciera éxitos los temas "Cucurrucucú paloma" y "Paloma negra", la han estimulado a crear sus propios temas y levantar la voz ante las injusticias que sufren algunas mujeres.

"Las cosas han cambiado, ya hay mucha revelación, pero todavía hay quienes sufren maltrato y demás, hay otras que dicen: 'Yo también puedo, quiero y lo voy a hacer', y de eso también hablan mis canciones, de cómo las mujeres podemos decidir cuándo y con quién queremos estar", resaltó.

La artista, que se reconoce como un ícono para la mujer de hoy en día, señaló que su objetivo no es atacar a los hombres, a quienes también les canta y cobijan y aman a las mujeres.

No obstante, el primer sencillo de su nuevo material discográfico, el cual saldrá a la venta en formato físico y digital en mes y medio, se titula "¿Qué tal se siente?", y elude a la venganza por una infidelidad.

"Aquí nos desquitamos del engaño. Es una venganza ya que la mujer sostiene una relación con el mejor amigo de su pareja. Es un tema con un poco de controversia", expresó.

"Para mí es muy importante hacer mis propios éxitos, por eso en los álbumes que sacamos, siempre hay temas inéditos. Es algo que hemos hecho y que a la gente le gusta, ojalá esta vez no sea la excepción", señaló la cantautora, quien espera volver pronto a México y ofrecer algunos conciertos.