Pide ministro de Finanzas griego nuevas negociaciones con Bruselas

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, planteo a los acreedores internacionales que su país necesita más tiempo y menos deuda para llevar a buen término las negociaciones del rescate griego.

En una entrevista concedida al diario alemán Bild, el político griego aseguró que espera que pronto se ponga fin a la disputa del rescate al tiempo que exige plazos más largos para afrontar las obligaciones financieras del país y un alivio de la deuda.

"Mi país necesita una reestructuración de la deuda, solo así podremos garantizar y permitirnos devolver el dinero que debemos", aseguró Varoufakis.

En su opinión, el programa impuesto por los acreedores en Grecia ha fracasado, por eso pide renegociar el rescate al completo. "Tenemos que empezar de cero con el programa de ayuda a Grecia, hacer tabla rasa", dijo el político heleno.

Asimismo, apuntó que el gobierno de Alexis Tsipras renunciaría a ayudas adicionales si los acreedores del Banco Central Europeo, del Fondo Monetario Internacional y de la Comisión Europea les ofrecieran un recorte de deuda.

Sobre la posibilidad de que Grecia abandone el euro, Yanis Varoufakis declaró que no era una opción "razonable", aunque señaló que "no se puede descartar nada, tampoco se puede descartar que un cometa alcance la Tierra".

El ministro de Finanzas griego insistió en que Grecia no quiere más dinero. "Alemania y el resto de la eurozona ya le han dado mucho dinero, por lo que no quiere ni un céntimo para los salarios, las pensiones y el pago de la deuda".

Varoufakis entiende que, a pesar de que las conversaciones están estancadas, puede darse un acuerdo de forma rápida. "El acuerdo puede alcanzarse en una sola noche pero la canciller federal (Angela Merkel) debe de estar allí", dijo el responsable de las finanzas helenas.

Anoche se interrumpieron las negociaciones entre Grecia y las instituciones. Los representantes de la Unión Europea dijeron que tras dos días de conversaciones, las propuestas del gobierno de Alexis Tsipras estaban incompletas.