Piden a turistas en Acapulco no meterse a nadar por alto oleaje

Elementos de Protección Civil municipal, Gendarmería y Policía Turística recorren las playas de Acapulco para pedir a los turistas tomar las precauciones y no meterse a nadar, debido al alto oleaje que causa el huracán Carlos.

Por su parte, la Secretaría de Protección Civil en Guerrero reportó la caída de 17 árboles en esta ciudad, uno Coyuca de Benítez, uno más en Atoyac de Álvarez y otro en el municipio de Copala, debido a los fuertes vientos.

El coordinador operativo de Protección Civil municipal, Juan Ramón Ramírez Miranda, informó, en entrevista telefónica, que en el recorrido también participa personal de la Administradora de Playas y Turismo local.

"Se les pide (a los turistas) que no se metan al mar, porque tenemos el efecto de mar de tormenta, que es un incremento de oleaje y nivel del mar provocado por el huracán Carlos", dijo.

El aviso a los turistas que caminan o descansan en la franja de arena se realiza desde que inició el alertamiento por el huracán Carlos, categoría 1, que se localiza, de acuerdo con el Servicio meteorológico, a 170 kilómetros al sur de Acapulco y a 390 kilómetros al sureste de Lázaro Cárdenas, Michoacán.

La trayectoria del fenómeno es lenta y continúa la etapa de alerta por acercamiento de Carlos.