Continúa verbena-homenaje a Carlos Monsiváis en Museo del Estanquillo

La terraza del Museo del Estanquillo es insuficiente para dar cupo a las legiones de personas que admiran la obra de Carlos Monsiváis (1938-2010) y que hoy asisten para ser parte del homenaje que se le rinde a un lustro de su muerte.

Dos mesas de reflexión llaman la atención del público que esta tarde ha visto el programa de actividades: "Monsi y el ensayo", y "Monsi y la fotografía", en las que especialistas y amigos de Carlos Monsiváis evocan ambas pasiones del homenajeado.

El ensayo, como uno de los géneros literarios en los que destacó la obra de Monsiváis, y la fotografía como una de sus aficiones personales más desarrolladas, son los dos grandes temas del acto impulsado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Antonio Saborit, Guillermo Fadanelli y Julio Trujillo fueron convocados por la mesa de análisis en torno a la labor ensayística del autor de obras como "Nuevo catecismo para indios remisos" y "Los mil y un velorios. Crónica de la nota roja", entre otros títulos.

Poco después, para abordar el tema de las afinidades de Monsiváis con la fotografía, el caricaturista Rafael Barajas "El Fisgón" y la fotógrafa Graciela Iturbide entablaron una charla, moderada por Alfonso Morales, para develar sus puntos de vista.

Simultáneamente, y desde las 12:00 horas de este sábado, en el espacio abierto del Museo del Estanquillo se lleva a cabo un maratón de lectura en voz alta a la que, sin cesar, decenas de personas participan llevando en las manos diversos libros escritos por el homenajeado.

Mediadores del Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL), promotores de Clubes de Lectura de la Ciudad de México, responsables de Libro Clubes y mucho público asistente participan en esta sesión de lectura continua en voz alta sobre una selección de esa obra.

Al mismo tiempo, se realizan el taller de crónicas y narrativa fotográfica "Construyendo mi ciudad", en el que tomando como base fragmentos de crónicas de Carlos Monsiváis, ya se realizan intervenciones fotográficas para generar novedosas narrativas visuales.

Otro taller es "Improntas de la ciudad", en el que los participantes experimentan las bases del lenguaje fotográfico a partir de un acercamiento al principio de construcción de una imagen, cuya premisa parte de radiografiar, dibujar, capturar y dejar impronta de lo que se mira.

También se imparte un taller de grabado que complementa la exposición dedicada a Leopoldo Méndez abierta actualmente en el Museo del Estanquillo. La gratuidad es una de las bondades de estas actividades que terminarán a las 20:00 horas.

El homenaje cerrará con un concierto del flautista y director Horacio Franco, excepcional músico clásico mexicano, quien con 30 años de trayectoria y un variado repertorio que incluye música antigua, contemporánea y popular es reconocido a nivel internacional.

Como parte del homenaje, se cuenta con venta de libros, y con una Sala de Lectura que fue montada en la terraza del museo. Cómodos sillones rodeados de libros de todos los géneros literarios para dar gusto a todos los lectores, evocan a "Monsi" en su sofá.