Rinden homenaje a Eduardo Lizalde con "Paisaje Poético"

Como un festejo adelantado a su cumpleaños número 86, el poeta mexicano Eduardo Lizalde (14 de julio, 1929) recibió esta tarde el homenaje "Paisaje Poético", en el Museo de la Ciudad de México.

Acompañado de sus colegas y amigos Hugo Gutiérrez Vega, JJosé María Espinasa, Elena Poniatowska y Carmen Boullosa, el poeta describió esta reunión como una celebración excedida en generosidad y sabiduría en buena prosa.

"No estoy muy seguro de merecer este homenaje, pero lo agradezco mucho y como digo tal cantidad de elogios y brillantes intervenciones sobre mi poesía que han hecho José María Espinasa, Evodio Escalante y Hugo Gutiérrez Vega, quien es uno de los genios de la poesía en varias lenguas", expresó el vate.

Luego de leer fragmentos de su obra "Tercera Tenochtitlan", agradeció también la presencia de las escritores Elena Poniatowska y Carmen Boullosa quienes estuvieron entre el público, así como a Eduardo Vázquez Martín, secretario de Cultura de la Ciudad de México.

En su oportunidad, Hugo Gutiérrez Vega se trata de un homenaje a un poeta de cierta edad, "me parece odioso establecer una edad concreta y por esta razón se festeja la vida y obra de este poeta mayor que pronto alcanzará la mayoría de edad".

Compartió que juntos han recorrido una parte del viaje, "quisiera recordar su inquietud política, el partido comunista, la relación con Pepe Revueltas, con Enrique González Rojo y sobre todo su fidelidad al pensamiento democrático".

Subrayó que en México existen pocos movimientos de ruptura y vanguardia y Eduardo Lizalde de alguna manera fue líder principal en el poetisismo, sin menospreciar su amor por la música.

"Todos recordamos su amor por la ópera y sus magníficos programas al lado de Ernesto de la Peña en Canal Once, su excelente voz, porque él canta muy bien", afirmó.

José María Espinasa, director del Museo de la Ciudad de México, mencionó que Eduardo Lizalde asumió y sigue asumiendo hoy un tono muy difícil cantar: el desencanto, el cual asumió sin cantar y sin melodrama.

"Lizalde supo no quedarse en una vena que alcanzó pronto la respuesta del público y de la crítica, lo prefirió al éxito fácil, el de reenconcentrarse en los poemas que reuniría después en el que algunos consideran el mejor libro que ha escrito ´Tabernarios y Eróticos´ y a la vez ser fiel a la búsqueda de su poema fundacional en textos como la ´Tercera Tenochtitlan´", precisó.

Finalizó diciendo que el homenaje de esta tarde honra a la poesía y al poeta, "pero también nos honra a nosotros que aquí te agradecemos nuestra poesía... Eduardo Lizalde poeta mayor de nuestra lengua es en parte la memoria de esa caballería".