Reto de contaduría, garantizar su alta calidad sin perder ética

El presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Leobardo Brizuela Arce, señaló que uno de los principales retos que enfrenta esta carrera, es garantizar la alta calidad de la contaduría pública y sin perder su control de ética.

Al tomar protesta al Consejo 2015-2016 del organismo en Yucatán, añadió que uno de los mayores retos del organismo se encuentra en formar a las futuras generaciones de contadores públicos con alta calidad y sentido de la ética.

Recordó que recientemente se firmó un convenio con instancias estudiantiles, a fin de apoyar en el proceso formativo de quienes, confió, se conviertan en futuros socios del organismo, que agrupa a 60 colegios y más de 20 mil socios.

La contaduría pública, añadió, se ha logrado posicionar como una de las profesiones más importantes del país, gracias al esfuerzo y constancia de sus agremiados y a este proceso de unidad entre ellos, así como con las futuras generaciones de profesionistas.

"Estoy convencido -dijo- del valor de la colaboración y que sólo la unión nos puede sacar adelante como institución y como colegio federado. La colaboración es la base de todo gran proyecto y creo que es lo que entendemos los contadores".

Por ello, "necesitamos acercar a los jóvenes a nuestro colegio yendo a las universidades y que nuestros docentes sean los principales promotores de la carrera y acercarnos a la sociedad", abundó Brizuela Arce.