Rafael Inclán descarta su retiro del mundo artístico

Han pasado casi cinco décadas desde que Rafael Inclán pisó por primera vez un escenario, desde entonces ha logrado una sólida carrera, y su pasión por esta profesión lo lleva a descartar por el momento su retiro del mundo artístico.

Dicen que la casualidad no existe, sin embargo, Rafael Inclán pasó de esa manera por los escenarios, donde sin duda marcó una época en el cine nacional con su trabajo en el llamado género de "ficheras", el cual aseguró le dio las bases para desarrollarse como actor.

A pesar de que este género ha sido muy criticado por sus historias ligeras y su uso excesivo de mujeres exuberantes, que sólo son expuestas como mercancía sexual, a Inclán no le asusta recordar su pasado y mucho menos decir que él fue uno de los reyes de este cine de ficheras.

"No me arrepiento de haber hecho ese cine, no me arrepiento de nada de lo que he hecho, este género de las ficheras logró en su momento récords en taquilla, que hasta la fecha no se superan, excepto una que otra película como la de Eugenio Derbez (No se aceptan devoluciones)", comentó el actor a Notimex.

"Claro que después con el éxito que se tuvo se malbarató y vino su decadencia, pero no me avergüenza esta etapa de mi vida actoral, porque me dio las bases y yo siempre busque seguir aprendiendo, así que no me molesta hablar de esta época", manifestó.

"Una vez alguien me dijo que los géneros no existen, simplemente hay buenos y malos trabajos y coincido con este frase", apuntó Inclán.

"Yo inicié tarde en esto de la actuación, la verdad pensé que yo no tenía nada que hacer aquí, y mucho menos ingresar al séptimo arte, pero todo llegó por accidente y todo proviene del teatro ahora que lo pienso, porque en esos andares de que buscas trabajo, un día no llegó el actor Arturo Cobos y entré a sustituirlo en una obra".

Acontecimiento que lo ayudó a saltar al cine en 1970 con la película "Las golfas", donde trabajó con actores como Isela Vega y Jorge Ortiz de Pinedo, "estaba emocionado por ese debut, hasta fui a ver la película al cine Opera, pero la verdad no me gustó el trabajo que hice, no es lo mismo el teatro que el cine y prometí no hacerlo mas".

Pero Inclán no cumplió lo prometido y regresó al cine y siguió abriéndose camino, a pesar de que algunos productores dudaban de él, sin embargo el tiempo demostró que podría encabezar un elenco y así llegaron cintas como "El Models", "Bellas de noche", "Las ficheras", "Noches de cabaret", "La pulquería".

Recordó que trabajó con mujeres bellas de la época como Angélica Chain, Sasha Montenegro y aunque aseguró que nunca sostuvo romance con alguna de ellas, sí le fascinaban y las admiraba.

"He sido afortunado en las relaciones, no sé si en el amor también, pero estoy contento conmigo y con lo que hecho, he tenido una carrera que ha crecido y en la que he podido demostrar que también puedo hacer drama", apuntó el actor.

"Arturo Ripstein me dio la oportunidad de demostrar que podía hacer otros personajes, aunque fue franco al decirme vas a dejar tu sillita de estrellita para hacer un pepelito y le dije que sí y trabajamos en el -Evangelio de las maravillas- y me di cuenta que el actor debe de tener humildad y ganas de aprender", comentó.

Sin embargo, aunque está contento, tiene un pendiente en su carrera actoral, debido a que siempre quiso hacer "Cyrano de bergerac", "no me puedo quejar hoy en día tengo trabajo y me gusta, pero nada es seguro, tengo contrato con Televisa, pero eso también se puede acabar".

Se consideró un hombre que le gusta lo que hace y por ello la palabra "retiro" no está contemplada, "mientras se pueda, seguiré en los escenarios, aunque no me preocupa tanto la cuestión física sino la voz que la tengo mal".

Compartió que su anhelo es llegar a los 90 años gozando de salud y lucidez, para continuar interpretando variados personajes, aunque en la televisión sean de abuelo como lo hizo recientemente en "Mi corazón es tuyo".

"Seguiré en los escenarios aunque tenga que estar en silla de ruedas, porque aún así me haría un stand up", mencionó Inclán, quien actualmente trabaja en la obra "Made in Mexico", donde comparte créditos con actores como Edith González, Juan Ferrara y Patricia Reyes Spíndola.

De esta manera, Rafael Inclán continúa escribiendo su historia en cine, teatro y televisión.