Jeanine Meerapfel llega a sus 72 años enfocada a las artes en Berlín

La cineasta argentina-alemana Jeanine Meerapfel, quien es una de las directoras más premiadas del cine alemán, realizadora de destacados filmes como "El amigo alemán", festejará este domingo 72 años de vida siendo la primera mujer en dirigir la Akademie der Künste (Academia de las Artes) de Berlín.

Los miembros de la institución creada hace más de tres siglos para promover la cultura, eligieron recientemente a Meerapfel como presidenta, y a la escritora y autora teatral Kathrin Röggla como vicepresidenta.

Nacida en Buenos Aires, Argentina, Meerapfel estudió en la Escuela de Periodismo de esa ciudad. Se desempeñó en diversos medios del país sudamericano y posteriormente se trasladó a Alemania en 1964.

En el país europeo comenzó su formación en el departamento de cine de la Escuela de Diseño de Ulm. Fue en esa época cuando comenzó su carrera como directora de cine y guionista.

Fue alumna de Edgar Reitz y Alexander Kluge. Destaca en su trabajo la influencia de la obra de Rainer Werner Fassbinder, visible en su película "Malou", que obtuvo el premio Fipresci en Cannes en 1981.

Uno de los títulos destacados de la directora es la cinta "La amiga", nominada por Argentina para los Oscar en 1989 y cuya protagonista Liv Ullman ganó el premio a la mejor actriz en San Sebastián en 1988.

Ya desde entonces, Meerapfel, se dio a la tarea de abordar en sus proyectos fílmicos una mirada personal sobre el fenómeno de la migración en el mundo, así como las causas que lo provocan.

En aquel momento el tema parecía poco interesante, pero con el paso del tiempo su trabajo se ha convertido en referencia universal.

El interés por el tema surgió a raíz de su propia experiencia, pues aunque Meerapfel nació en Argentina, sus padres eran alemanes, quienes habían huido de su país natal.

La cineasta mostró claramente dicha situación en "La tierra de mis padres", película de 1981 en la que de manera muy personal, parecida a un diario íntimo, intenta descubrir su relación con el país que obligó a sus padres a emigrar.

En su búsqueda de identidad le ayudan conversaciones con amigos y otros afectados del régimen nazi.

Cuatro años más adelante produjo "La turca se va", en la que cuenta la historia de "Melek", una turca de 38 años, que después de vivir 14 años en Berlín Oeste, se decide volver a su patria. El filme rompe con la imagen tradicional sobre la mujer turca.

En 1984 integró el jurado del Festival Internacional de Cine de Berlín.

En 1987 dirigió "Los enamorados", cinta que narra la historia de "Katharina", hija de obreros yugoslavos que han trabajado en la República Federal de Alemania, ha llegado a ser una exitosa periodista de televisión y decide hacer un reportaje sobre la problemática de adaptación de los niños en la misma situación que ella vivió.

Un año más tarde creó "La amiga", el tema central de la película es la amistad entre dos mujeres que crecieron juntas en un barrio del sur de Buenos Aires. Las dos querían ser actrices famosas. Raquel lo logra, pero María se queda en el barrio, se casa con un obrero y es madre tradicional.

Entre 1986 y 1989 produjo "Desembarcos", sobre el miedo a la reiteración cínica del pasado y a la incertidumbre del futuro. Es, al mismo tiempo, un filme sobre las esperanzas de un grupo de estudiantes que se atreven a mirar hacia atrás para definir su identidad a través de la memoria.

De 1993 a 1995 trabajó en la cinta "Amigomío", que habla acerca de la relación emocional entre un joven padre y su pequeño hijo. Se trata también de los repetidos desarraigos y de la búsqueda de una identidad latinoamericana por un argentino, hijo de europeos.

"El verano de Anna" llegó a las pantallas de cine en 2001, la película muestra como los fantasmas de la protagonista no se dejan ahuyentar fácilmente.

Tras una pausa de más de cinco años estrenó el documental "Mosconi-Order wem gehört die Welt",

En 2012, la cineasta presentó su obra completa en una retrospectiva organizada por le Goethe-Institut México y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

También ese año visitó México para ofrecer un taller de dirección en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) y recibió el premio de honor del Festival de Cine de Innsbruck por la totalidad de su obra.

Igualmente estrenó la cinta "El amigo alemán", protagonizada por Celeste Cid. Narra la historia de un amor con un denso trasfondo político, con el proyecto fue nominada al Cóndor de Plata a la Mejor Película en 2013.