Una sola donación de sangre puede beneficiar hasta a cuatro pacientes

Las donaciones de sangre salvan muchas vidas, pues es común que en las intervenciones quirúrgicas se requieren grandes cantidades del líquido para sacar adelante a un paciente, señaló la especialista Bertha Espinoza Gutiérrez.

Con motivo del Día Mundial del Donante de Sangre, que se celebra este 14 de junio por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó que una sola donación beneficia hasta a cuatro personas, a quienes se les puede compartir, por separado, plaquetas, glóbulos rojos, glóbulos blancos y plasma.

En un comunicado Espinoza Gutiérrez, del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, explicó que en el análisis previo que se hace a cada donador potencial se tiene la oportunidad de conocer la condición de su sangre, que es sometida a varias pruebas específicas.

La especialista en inmunología comentó que "muchos ignoran, por ejemplo, que tienen el parásito causante de la enfermedad de chagas y, aunque son rechazados para la donación, los análisis les permiten saber de esa infección y atenderse".

Subrayó que en muchos países la demanda supera a la oferta y los servicios enfrentan dificultades para conseguir que el suministro del líquido sea suficiente, con calidad y seguridad necesarias.

La experta destacó que esa situación sólo puede garantizarse mediante donaciones periódicas no remuneradas y que el objetivo es que de aquí a 2020 todos los países obtengan su abastecimiento de esa manera.

Este año el lema de la efeméride es "Gracias por Salvarme la Vida". en la campaña los donantes agradecen, pero también invitan a ceder sangre de manera espontánea y con regularidad con otro enunciado "Dona voluntariamente, dona a menudo, donar sangre es importante".

Espinosa Gutiérrez dejó claro que desde hace décadas existen en México controles sanitarios para trasfundir sangre libre de infecciones.

Indicó que aun cuando se hacen pruebas específicas desde muchos años antes, en la década de 1980 se adoptaron controles para la detección del VIH y a partir de 2007 el sector salud puso como mandato la detección del parásito causante del mal de chagas.

Las transfusiones contribuyen a salvar millones de vidas cada año. También permiten aumentar la esperanza y la calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente mortales, así como realizar procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

A la vez desempeñan un papel fundamental en la atención materna-infantil, los desastres naturales y aquellos provocados por el humano.