Especialistas urgen a fortalecer políticas públicas interculturales

Las políticas públicas deben superar las condiciones de división para dar paso a una participación más justa y equitativa, que fomenten el debate y la construcción de nuevos proyectos de enseñanza, señalaron especialistas en la materia.

Durante el Foro Internacional Políticas Públicas Interculturales para un Mundo Diverso, organizado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, comentaron que con esos programas de acción también se evitaría la fragmentación de servicios educativos y de salud.

Resaltaron la importancia de conocer y manejar las diferencias entre las diversas etnias que hay en el país, para garantizar la convivencia, además de que se planteó abordar el tema de la diversidad cultural desde todas las instituciones.

El director general del CESOP, Rafael Aréstegui Ruiz, consideró que México está inserto en disyuntivas generadas por las tendencias que imprime la globalización en los procesos locales, que involucran las diversas expresiones sociales y donde las supuestas culturas dominantes buscan imponer su visión.

Por ello, señaló, es indispensable contar con espacios de reflexión para visualizar la problemática intercultural mediante el diálogo con la sociedad y obtener respuestas en la búsqueda de políticas públicas con enfoque plural y participativo.

En este foro, dijo, se abrió el diálogo para enfrentar los retos y desafíos de la globalización, compartir ideas y crear alternativas para una política pública que beneficie a las comunidades indígenas mexicanas frente a un mundo tan diverso.

También se planteó que los estudiantes de las universidades interculturales puedan participar en el diseño de políticas públicas incluyentes, que fortalezcan el sistema integral de la salud y que los médicos egresados de esas instituciones sean reconocidos y aceptados para laborar profesionalmente en los sistemas públicos de salud.

De igual manera se requieren instrumentos y marcadores étnicos y de pertinencia cultural para impulsar políticas interculturales no exclusivas para los pueblos originarios, sino dirigidas a toda la población.

Fidel Tubino Arias Schreiber, de la Pontificia Universidad Católica de Perú, señaló que la discriminación intercultural impide y bloquea los derechos de las personas y la exclusión restringe las oportunidades tanto de trabajo como de participación política.

Revalorar la identidad y el retorno al pasado deja a los sujetos en un encapsulamiento "que no es positivo porque limita la visión del futuro", por lo que propuso impulsar el diálogo regional para construir políticas públicas exitosas.