Diputado priista urge a fortalecer plan de desarme voluntario en el DF

El programa de desarme voluntario debe ser fortalecido en el Distrito Federal para erradicar la portación de armas de fuego y prevenir la incidencia de delitos con esas herramientas, señaló el diputado Jesús Valdés Palazuelos.

Por ello es importante que se consolide el programa "Por tu familia, desarme voluntario" y ponga en práctica las acciones necesarias para erradicar los crímenes cometidos con arma de fuego.

Mediante dicha estrategia, de 2008 a diciembre de 2013 el Gobierno del Distrito Federal logró recuperar 15 mil 087 armas de fuego, lo que representa "un número alentador", refirió el diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

"La realidad en el entorno social respecto a los índices delictivos es otra, pues los homicidios y lesiones por arma de fuego están lejos de llegar a niveles satisfactorios, según el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia del Distrito Federal", dijo.

Ese organismo ha señalado que el delito de lesiones dolosas por disparo de arma pasó de 935 a mil 59.

Este incremento se debió principalmente a riñas, venganzas y narcomenudeo, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, la cual reconoció que el uso de armas es un delito en el que se tiene que trabajar todavía más.

El priista también advirtió que el programa es una herramienta indispensable para disminuir faltas de ese tipo, aunque "aún dista de ser tan eficaz como quisiéramos".

Aunque las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero registraron en 2013 un desarme de mil 372 y mil 171 artefactos, de manera respectiva, también se ubicaron entre las demarcaciones con mayor número de lesiones por disparo de arma de fuego, continuó.

Basado en el canje de armas por ayuda económica o en especie, "Por tu familia, desarme Voluntario ha motivado a los ciudadanos a entregar el armamento que tiene en sus casas por su propia iniciativa.

Además mantiene como principal objetivo generar una conciencia cívica sobre el alto riesgo que representa que las armas permanezcan en los hogares, con el peligro de provocar accidentes irreparables en las familias, expuso.

Valdés Palazuelos comentó que esa estrategia es la continuidad de otro programa denominado "Entrega voluntaria de arma de fuego", que inició en 2007 y sus resultados, de un año a otro, han variado.

Durante 2008 se recuperaron 858 armas de fuego; en 2009, mil 560 ; un año después sumaron mil 479 y en 2011 fueron mil 536, es decir, cinco mil 433 en total; en tanto que de diciembre de 2012 al mismo mes de 2013, los ciudadanos entregaron nueve mil 654, concluyó.