Atacan cuartel de la policía de Dallas con camión blindado

Los cuarteles de la Policía de Dallas fueron atacados esta madrugada por al menos cuatro sujetos armados que dispararon desde una camioneta blindada y dejaron varios artefactos explosivos, uno de los cuales detonó.

Los atacantes se dieron a la fuga, desataron una intensa persecución policial y fueron arrinconados en la calles Hutchins, en el estacionamiento del restaurante de hamburguesas Jack In The Box, donde negociadores de la policía buscan su rendición.

"Es la primera vez que el cuartel de la Policía de Dallas es objeto de ataque", señaló la policía de la ciudad en Twitter. Ningún policía o transeúnte resultó herido en el tiroteo.

Un equipo táctico SWAT negocia con los atacantes, uno de los cuales se identificó como James Boulware, de la raza blanca. Sin embargo las autoridades no han confirmado su identidad.

La policía confirmó que el vehículo fue deshabilitado y no se puede mover.

El incidente ocurrió después de la medianoche cuando patrullas policiales se acercaron a la camioneta blindada que se encontraba estacionada frente a los cuarteles de la policía.

Los sujetos en el interior del vehículo empezaron a disparar e impactaron varias patrullas.

Un residente de la zona divulgó imágenes que muestran a la camioneta blindada en el momento en que el impacta de frente a una patrulla de la policía, retrocede y se da a la fuga.

Hasta el momento se desconocen motivaciones de los atacantes. La policía pidió el apoyo de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) y de la Oficina de Tabaco, Alcohol y Armas de Fuego (ATF).

Uno de los paquetes explosivos detonó cuando las autoridades desplegaron un desactivador robótico de bombas.

La policía de Dallas reportó que un segundo artefacto explosivo fue localizado debajo de un automóvil estacionado cerca de la central policial, sin que haya detonado.