Artesanos expresan preocupación por el bajo costo de sus productos

Los artesanos mexicanos padecen una constante preocupación por el bajo costo de sus productos y porque algunos ya están en peligro de extinción, debido a los pocos apoyos a esta ancestral actividad, alertó el presidente de la Federación Mexicana de Artesanos, Moisés Felipe Alejandre.

El dirigente señaló en entrevista que la artesanía en barro se está extinguiendo, como es el caso de la producción en el estado de Guanajuato y Querétaro, que era de exportación hacia otros estados e incluso en el extranjero.

Sin embargo, refirió Moisés Felipe Alejandre, la producción de artesanía en barro ha ido a la baja quizás por los bajos precios en que tradicionalmente se ofrecen estas piezas y en consecuencia, las nuevas generaciones se dedican a otras actividades.

La confección artesanal de indumentaria en lana, en el municipio de Coroneo, Guanajuato, también se ha ido perdiendo debido a los altos costos de la materia prima y al bajo precio en que se compra este tipo de productos.

Lo mismo ha ocurrido en la comunidad de Guadalupita, municipio de Santiago Tianguistengo, Estado de México, donde se confeccionaba ropa en lana y hoy en día la producción es mucho menor, casi nula.

Sin embargo, dijo el artesano michoacano, en el municipio de Paracho todavía se da la producción de guitarras e incluso, en el mes de agosto se lleva a cabo el Festival de la Guitarra, que congrega a visitantes nacionales y extranjeros.

"Ahí no hemos aflojado porque incluso, ya hay talleres con maquinaria para lograr una mayor producción de estos instrumentos", refirió Moisés Felipe Alejandre.

"En general es preocupante la comercialización porque muchos compañeros se desaniman al sacar al mercado la artesanía que produjeron con mucho corazón y alma, pero el costo por esas piezas es muy bajo", lamentó.

El dirigente está en Querétaro para dar a conocer el segundo Encuentro Nacional de Artesanos, que se lleva a cabo del 12 al 30 de junio en el Centro Educativo y Cultural "Manuel Gómez Morín".

Durante estos días, unos 200 artesanos de 21 estados de la República ofrecerán diversos productos originales como ropa, alimentos, juguetes, joyería, cerámica, calzado, deshilados, etcétera, que tendrán como marco la participación de grupos de música regional y Perú, Ecuador, Colombia, Turquía y Argentina como países invitados.