Consejo Europeo lamenta apoyo a Venezuela en declaración de UE-Celac

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, lamentó hoy aquí el apoyo implícito a Venezuela en la declaración conjunta firmada por la Unión Europea (UE) y la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) durante su cumbre.

"No estoy totalmente satisfecho con el tono de la declaración. Pero hay que tener en cuenta que una declaración es un compromiso, y en ese caso eran 61 países del lado europeo y latinoamericano", dijo en rueda de prensa al final de una cumbre bilateral UE-México.

Cuestionado sobre el silencio de la UE con respecto a la situación de los derechos humanos en Venezuela, Tusk dijo: "es cierto que debemos apoyar a todos aquellos que están dispuestos a trabajar para solucionar esa situación realmente dramática en Venezuela".

"Urgimos al gobierno (venezolano) a trabajar con todos los grupos políticos y con la sociedad civil. La realización de elecciones justas es extremamente importante. Eso es indiscutible", defendió.

Según el líder europeo, la posición de la mancomunidad es de mantener un diálogo con todas las partes, tanto gobierno como oposición y la sociedad civil, y ofrecer asistencia "cuando se le solicita".

"Al final, cabe al gobierno y a las autoridades públicas crear un clima para diálogo. Sólo un diálogo genuino e inclusivo con una agenda acordada mutuamente y con resultados concretos ayudará a atender a las legítimas preocupaciones del pueblo venezolano", sostuvo.

La cuestión de Venezuela fue tema de intensa discusión previamente y durante la cita birregional del miércoles y jueves en esta capital.

Con los latinoamericanos presionando a sus pares a incluir en la "Declaración de Bruselas" una condena explícita al orden ejecutivo emitido por Estados Unidos contra el país sudamericano.

Los europeos accedieron a incluir un párrafo expresando la decisión conjunta de "apoyar la igualdad soberana de todos los estados, respetar su integridad territorial e independencia política".

La declaración conjunta también habla de "evitar, en (sus) relaciones internacionales, la amenaza o el uso de la fuerza de manera inconsistente con los propósitos y principios de Naciones Unidas".

Además los dos bloques dijeron "tomar nota" de la declaración especial de la Celac sobre "acciones unilaterales contra" Venezuela, adoptada el 29 de enero, así como del "comunicado de solidaridad" publicado en marzo.