Firman Vaticano y Estados Unidos acuerdo contra la evasión fiscal

Autoridades diplomáticas del Vaticano y Estados Unidos firmaron hoy un acuerdo intergubernamental que les permitirá intercambiar información en materia fiscal y combatir la evasión de impuestos.

El convenio, que consiste en un preámbulo, 12 artículos y dos anexos, entró en vigor este mismo día tras la firma del mismo -en el Palacio Apostólico del Vaticano- por parte del "ministro de exteriores" pontificio, Paul Richard Gallagher, y el embajador estadunidense Kennet Hackett.

Entre otras cosas, el texto "disciplina el intercambio automático de informaciones fiscales entre las autoridades competentes de las partes, con el fin de prevenir y combatir la evasión fiscal", indicó la sala de prensa vaticana.

"Este acuerdo se inserta en el recorrido de adopción de parte de la Santa Sede de los más actualizados estándares de transparencia financiera, ya iniciado en el 2010", agregó.

Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados del Vaticano, reconoció que el número de personas directamente afectadas por esta norma "es limitado", aunque subrayó que el objetivo del acuerdo "tiene gran importancia".

"Facilitará el cumplimiento de las obligaciones fiscales para quienes son titulares de actividades financieras en el Estado de la Ciudad del Vaticano y que están obligados a pagar los impuestos en los Estados Unidos, así como prevenir la evasión a través del intercambio automático de información", dijo.

Insistió que la meta principal es "promover la ética y la integridad en el ámbito económico y financiero", además de reforzar las "relaciones de amistad y de cooperación entre ambas partes".

El camino ha sido tortuoso y no ha estado exento de polémicas. Con el objetivo de dejar atrás los escándalos que en el pasado han ensombrecido a las finanzas vaticanas, en diciembre de 2010 el entonces Papa Benedicto XVI publicó la primera ley de lucha contra el reciclaje de capitales y el financiamiento al terrorismo.

Desde entonces se han sucedido múltiples reformas legislativas e institucionales, que lentamente han establecido un avance progresivo a la adopción de los estándares internacionales encaminados a la transparencia.

La Santa Sede ya firmó una convención similar con Italia el 1 de abril, aunque el intercambio de información con ese país tiene características y modalidades diferentes.

Además, el 7 de mayo de 2013, la Autoridad de Información Financiera del Vaticano y el Financial Crimes Enforcement Network de Estados Unidos, firmaron otro acuerdo para el intercambio de información financiera, encaminada al combate al lavado de dinero que está fuera del sistema fiscal.