Consejero Benito Nacif explica proceso de liquidación de partidos

Una vez que concluyan los cómputos distritales y se confirme que un partido obtuvo menos de tres por ciento de la votación nacional para conservar su registro como tal, comenzará a operar la figura de la "prevención".

Por medio de ese proceso se designará al encargado de iniciar el proceso de liquidación del instituto político en cuestión, informó el consejero electoral Benito Nacif Hernández.

Entrevistado en sus oficinas del Instituto Nacional Electoral (INE), explicó que la última reforma al Reglamento de Fiscalización introdujo esa figura previa a la liquidación de un partido político, con lo cual se pretende que "el primer destino de los activos sea cubrir los pasivos".

Estimó que los cómputos distritales que iniciarán el miércoles 10 de junio concluyan el jueves o viernes próximos y que la Comisión de Fiscalización que preside sesione a las 10:00 horas de este último día para analizar el proceso de liquidación del o los partidos que perderán su registro.

Es decir, anotó, "si ya estamos listos en ese momento (en la Comisión de Fiscalización) iniciamos el proceso de prevención" para el o los partidos que eventualmente perderán su registro.

"¿Qué significa el proceso de prevención?, que ya nombramos un liquidador de la lista que tenemos y le damos la instrucción al partido político de que hay una serie de gastos que ya no puede realizar", detalló.

Aquel partido que en esta elección intermedia no alcanzó la votación nacional sólo podrá gastar en los salarios de los trabajadores, así como en las rentas de los inmuebles con que cuente, "pero ya no podrá adquirir activos fijos", expuso el consejero del INE.

La etapa de prevención, dijo, se aprobó luego de la experiencia que les dejó el proceso de liquidación del Partido Socialdemócrata, que en 2009 perdió su registro al contabilizar 1.03 por ciento de la votación nacional, cuando el umbral para mantenerlo era de dos por ciento y no de tres, como se aprobó en la reforma electoral 2014.

"Lo que queremos es que los activos del partido estén protegidos y no se empiecen a utilizar, a deshacer de ellos o incluso a generar pasivos que comprometan el proceso de liquidación", refirió el consejero.

De acuerdo con Benito Nacif, en la lista de pasivos del partido "hay prioridades como son los salarios y derechos laborales de los trabajadores, luego los acreedores, y así sucesivamente".

En caso de que quede algún activo neto después de la liquidación del partido, los recursos deberán ser restituidos a la Federación, y una vez que concluya el proceso de liquidación, se deberán suspender los spots que por ley le corresponden a la fuerza partidista, añadió.

Nacif Hernández indicó que el proceso de liquidación tiene un plazo definido para iniciar pero no para concluir, porque eso dependerá de su administración y de los litigios que en su caso se pudieran suscitar.

Tras el resultado de la elección federal, perderían el registro los partidos del Trabajo (PT) y Humanista, que al corte de las 18:19 horas y con 97.47 por ciento de las actas computadas en el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), mantienen 2.87 y 2.14 por ciento de la votación nacional, respectivamente.