Apoyan ex secretarios del Tesoro de EUA la "Vía Rápida" comercial

Los 10 ex secretarios del Tesoro con vida de Estados Unidos, tanto demócratas como republicanos, hicieron hoy un llamado al Congreso para que renueve la "Vía Rápida" comercial necesaria para completar la Alianza Transpacífica (TPP).

"Nuestro apoyo a los acuerdos comerciales abiertos está basado en una premisa simple: expandir el tamaño del mercado donde los bienes y servicios estadunidenses pueden competir en un terreno de juego parejo, es bueno para los trabajadores estadunidenses y sus familias", escribieron.

La carta fue firmada por los ex secretarios Timothy F. Geithner, Henry M. Paulson Jr., John W. Snow, Paul H. O'Neill, Lawrence H. Summers, Robert E. Rubin, Nicholas F. Brady, James A. Baker III, W. Michael Blumenthal y George P. Shultz.

Con una votación de 62-37, el Senado aprobó las "Vía Rápida" y la turnó a la Cámara de Representantes donde enfrenta oposición de los demócratas, como ocurrió con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte antes de su votación en 1993.

La "Vía Rápida" o "Autoridad de Promoción Comercial" (TPA) permite al ejecutivo negociar pactos con otros países o con grupos de países, sin la injerencia del Legislativo, que sólo puede votar a favor o en contra del producto final, en este caso la TPP.

Las negociaciones de la Alianza Transpacífica (TPP) incluyen a Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam.

Sin embargo, la autoridad comercial expiró en 2007 durante el gobierno del presidente George W. Bush sin que haya sido renovada por el Congreso.

Aunque el presidente Barack Obama y funcionarios han mantenido una campaña de información sobre los beneficios del libre comercio desde febrero pasado, sólo 18 demócratas de la Cámara de Representantes han expresado su apoyo explícito para su renovación.

En su carta, los ex secretarios del Tesoro respaldaron el argumento de la Casa Blanca en el sentido de que la Autoridad de Promoción Comercial es clave para el crecimiento económico y la creación de empleos.

"Eso significaría más acceso de los negocios estadunidense a mercados y consumidores alrededor del mundo y significa precios más bajos para las familias estadunidenses en casa", concluyeron.

El mecanismo de "Vía Rápida" ha sido utilizado por los sucesivos gobiernos estadunidenses para negociar acuerdos regionales, como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o bilaterales como los suscritos con Colombia, Panamá, Canadá o Israel.