Creará CNDH reconocimiento al trabajo de abogados altruistas

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, convocó a autoridades y sociedad a trabajar unidos para darle plena vigencia a los derechos humanos de todos los mexicanos.

Al clausurar el seminario internacional "La abogacía en México: su responsabilidad social y el sistema Pro Bono", el ombudsman anunció la creación del Reconocimiento a la Responsabilidad Social de los abogados que defiendan de manera altruista a personas de escasos recursos.

Según informó la CNDH en un comunicado, su presidente detalló que el pleno goce y aplicación de los derechos humanos en México, depende de que autoridades y sociedad trabajemos juntos, pero en especial, que se combatan las desigualdades que dan lugar a injusticias.

En ese sentido, el reconocimiento anual que entregará la CNDH, busca visibilizar a aquellos abogados que de manera generosa, trabajen a favor de los menos favorecidos y con ello hagan realidad el postulado del Artículo 17 constitucional, para que la justicia alcance a todos.

Convocó a los litigantes a solidarizarse con la sociedad y trabajar conforme a las conclusiones de este seminario, organizado conjuntamente entre la CNDH y la UNAM.

Entre otras cosas, destacó la necesidad de comprender el trabajo de los abogados como una labor de interés público con la justicia, y que los abogados establezcan compromiso no sólo con sus clientes, sino con la sociedad en su conjunto.

"El cumplimiento de las obligaciones sociales de los abogados es parte fundamental de su ejercicio profesional y elemento necesario para la consolidación del estado de derecho y la preservación de la paz social".

Al igual que todos, los mexicanos de escasos recursos deben tener acceso a la justicia y para ello existen los mecanismos de defensoría pública dependientes del Estado, que se deben complementar por necesidad con la acción de los abogados en particular.

Es fundamental, insistió González Pérez, que tanto colegios de abogados, como universidades promuevan entre los juristas la conciencia sobre la necesidad de que ellos asesoren a comunidades de escasos recursos, para que el postulado de llevar la justicia a todos, se cumpla de manera efectiva.

La cultura de responsabilidad social entre los abogados, ejercida específicamente a través del trabajo pro bono, es indispensable para la buena marcha de la actividad, como también lo es la colegiación obligatoria, para establecer mínimo de ética y la posibilidad de evaluar el trabajo pro bono.