Proyectan llevar agua a comunidades de Durango que sufren desabasto

A fin de beneficiar a las cerca de 40 comunidades de esta entidad que padecen desabasto de agua en la temporada de estiaje, pero sobre todo a las más alejadas de la región, se impulsan diversos proyectos y programas.

La Comisión de Agua del Estado (CAED) informó que dichos poblados solicitaron el abastecimiento de agua a través de pipas, pues se quedan sin este líquido para sus actividades cotidianas y esa cifra podría aumentar en las próximas semanas.

Estas comunidades, precisó, se encuentran en el semidesierto en los municipios de Cuencamé y Peñón Blanco, pero se prevé que esta necesidad la tenga comunidades de Pueblo Nuevo y Durango.

Refirió que tras la sequía severa de 2011 y 2012 en territorio estatal se construyeron más de 400 pozos ganaderos y 46 presas de mampostería; que principalmente benefician a las regiones más alejadas y en algunas comunidades se colocaron plantas potabilizadoras.

Otro de los proyectos, denominado Agua Futura para la capital del estado, consiste en la captación del líquido filtrado por la planta tratadora y almacenado en macro tanques que formarán un circuito para distribuir el líquido en la ciudad y con ello dejar de extraer agua del subsuelo.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en Durango cinco acuíferos presentan sobreexplotación y ante ello el organismo podría regular la extracción del líquido debido a que cada vez se perfora más profundo para encontrarlo.

Son los acuíferos Valle del Guadiana, Santiaguillo, Vicente Guerrero-Poanas, Valle de Canatlán, Madero-Victoria que tienen este problema de sobreexplotación, por lo cual se realizan los mecanismos que empiecen a revertir esta problemática.

El director de la Conagua, Luis Fernando Uc Nájera, estima que anualmente baja de 20 a 30 centímetros la reserva del agua de los acuíferos.

Los niveles de sobreexplotación han ido creciendo y la disponibilidad media es que se están extrayendo seis millones de metros cúbicos más al año en todo el acuífero, pero hay zonas (como la industrial) en donde se ha llegado a extraer hasta 32 millones de metros cúbicos anuales más.

En tanto, la situación es de veda en la capital del estado porque se extrae más de lo que se llega a recargar el manto acuífero. En esta ciudad viven cerca de 600 mil habitantes, que utilizan dos mil 600 litros por segundo de agua, según los datos que tiene Aguas del Municipio de Durango (AMD).

La capital está asentada en el acuífero del Valle del Guadiana y debido a la problemática que enfrenta se busca una fuente alternativa para dejar de explotarlo.

Según estudios y los análisis que se han hecho en las dependencias, para estabilizar un acuífero de su sobreexplotación es necesario que se le deje de extraer 20 millones de metros cúbicos por año.