Policía detiene a ex vicepresidente de Irán

Autoridades iraníes detuvieron hoy a Hamid Baghaei, quien fuera uno de los vicepresidentes del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, que dejó el poder en 2013, sin que se conozcan los cargos que pesan en su contra.

El portavoz judicial, Gholamhossein Mohseni Ejehi, informó que Baghaei, vicepresidente de Ahmadinejad para Asuntos Ejecutivos, fue arrestado este lunes para ser interrogado, aunque no dio más detalles, según un reporte de la agencia estatal de noticias IRNA.

En declaraciones a la prensa local e internacional, Mohseni-Ejei dijo que el ex vicepresidente tenía una hoja de cargos emitida en su contra por el poder judicial, por lo que el fiscal lo convocó este lunes para ser interrogado.

La detención de Baghaei es la segunda en la que se ve involucrado un altos funcionario de la administración pasada, luego de que en enero pasado también fue arrestado el ex vicepresidente Mohammad Reza Rahimi, por un escándalo de corrupción.

El tribunal supremo iraní sentenció a cinco años de cárcel a Reza Rahimi y al pago de una multa de 38.5 millones de riales (1.3 millones de dólares), tras ser declarado culpable de lavado de dinero y malversación de fondos públicos por valor de miles de millones de dólares.

Ante la insistencia de los periodistas sobre la posibilidad de que Baghaei esté vinculado también al escándalo de malversación de fondos por lo que fue condenado Rahimi, el portavoz judicial subrayó que no se le permitió precisar los cargos.

Si se vincula a Baghaei en el caso, esto podría proporcionar nuevas pruebas sobre el escándalo de malversación de fondos que involucra a varios miembros de alto rango del gobierno pasado, e incluso ejercer presión sobre el propio expresidente iraní.

Tras su arresto, Rahimi escribió una carta a Ahmadinejad, que después se filtró a la prensa y en la que se vinculaba al exmandatario con el escándalo, aunque él ha negado tener alguna relación y afirmó que las acusaciones en su contra son por motivos políticos.

El año pasado, un hombre de negocios multimillonario fue ahorcado en relación con el escándalo, que se expuso en 2011 y lanzó una sombra sobre la presidencia de Ahmadinejad, dos años antes del final de su segundo mandato.