Agentes franceses detienen con violencia a 86 indocumentados

Agentes de la Policía Nacional francesa y del cuerpo de granaderos detuvieron hoy entre escenas de violencia y la oposición de ediles de la capital francesa a 86 inmigrantes indocumentados en el norte de París.

Los hechos ocurrieron este día en el Halle Pajol, un campo improvisado de inmigrantes del distrito 18 de la capital francesa, norte, en el que se habían instalado desde hace varios días alrededor de 120 indocumentados de origen africano.

"Los arrestos fueron extremadamente violentos, vi a la policía golpear a inmigrantes. Yo misma recibí gases lacrimógenos", declaró la edil del Ayuntamiento de París por el partido ultraizquierdista Front de gauche, Danielle Simonnet.

Simonnet criticó la actuación policial y la gestión de la crisis por parte de la prefectura (delegación del gobierno) de París que tuvo lugar mientras se repartían alimentos a los inmigrantes por parte de asociaciones pro-inmigrantes.

La edil explicó que de acuerdo con sus datos los inmigrantes procederían de Eritrea y Sudán, por lo que potencialmente podrían ser candidatos a obtener el estatuto de refugiados políticos en Francia.

En la operación policial, en la que los agentes emplearon gases lacrimógenos para despejar a los manifestantes, participaron varios políticos franceses para oponerse a los arrestos.

Los políticos, así como ciudadanos y miembros de asociaciones, se interpusieron entre la policía y los inmigrantes para tratar de impedir las detenciones.

Entre ellos el excandidato de extrema izquierda a la presidencia de Francia, Olivier Besancenot.

Un edil del Partido Comunista denunció de su lado haber sido golpeado por los granaderos.

Los inmigrantes procedían de acuerdo con varias fuentes de un campo de la Porte de la Chapelle, norte, evacuado la semana pasada por las malas condiciones sanitarias del enclave.

La evacuación de este día es la tercera en una semana de campamentos de inmigrantes en la capital francesa.