Agentes de Patrulla Fronteriza de EUA, libres de acción disciplinaria

Los agentes de la Patrulla Fronteriza estadunidense involucrados en 67 incidentes de fuerza mortal, sometidos a revisión interna, estarán libres de alguna acción disciplinaria o legal, dijo el comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Gil Kerlikowske.

Los 67 incidentes habían sido identificados en 2013 en un informe sobre las prácticas del uso de la fuerza por parte de los agentes de la CBP, elaborado por el "Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía", organismo de investigación sobre las políticas y prácticas policiales.

Ese informe, encargado por la CBP, concluyó que el uso de la fuerza letal en muchos casos no era justificable y que las investigaciones de esa dependencia no eran exhaustivas.

Sin embargo, el reporte no juzga los casos individuales; eso fue dejado a una Fuerza de Tarea de la CBP encabezada por Mark Alan Morgan, exagente especial del FBI nombrado el verano pasado como jefe interino de asuntos internos de la CBP.

En septiembre pasado, Morgan dijo que el grupo de trabajo había identificado 14 de los 67 casos, con necesidad de una mayor revisión.

Kerlikowske dijo en una entrevista difundida este día por el diario The Arizona Republic, que no se presentarán cargos en ninguno de esos casos, todos ellos ocurridos entre enero de 2010 y octubre de 2012.

"Todos ocurrieron antes de la adopción de nuestras nuevas políticas de uso de la fuerza el año pasado, así que tenemos que cumplir con las políticas de uso de la fuerza que estaban vigentes entonces, para ver si esos casos estuvieron dentro de cumplimiento", apuntó.

"Había alrededor de una media docena de casos ... los que probablemente fueron considerados más polémicos, que aún se están dentro de la competencia de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia, por lo que no se podría hacer una decisión en un sentido u otro en esos casos", precisó.

Ni el Foro de Investigación Ejecutiva de la Policía ni la CBP han publicado ninguna información sobre los casos que se examinaron en el informe o por el grupo de trabajo.

Kerlikowske indicó que la CBP continúa trabajando en la mejora de la formación de los agentes y de cómo manejar las investigaciones de los casos de fuerza mortal bajo su nueva política de uso de la fuerza, publicada en mayo de 2014.

También señaló que la CBP ha estado trabajando, junto con el Departamento de Estado, en la mejora de la cooperación con las autoridades mexicanas sobre el manejo de incidentes transfronterizos.

Agregó que una mejor cooperación y comunicación ayudaron durante un incidente de abril, sobre el río Bravo cerca de McAllen, Texas, en el que un barco patrulla chocó con una embarcación de recreo de México, hiriendo gravemente a un niño de nueve años de edad.

Mientras que el caso sigue bajo investigación, dijo, los agentes pudieron hacer rápidamente arreglos para que el niño fuera hospitalizado en McAllen.