Presidente yemení en el exilio rechaza negociar con rebeldes hutíes

El presidente de Yemen en el exilio, Abd Rabo Mansour Hadi, rechazó negociar cualquier tipo de reconciliación con los rebeldes chiitas hutíes en las próximas conversaciones auspiciadas por Naciones Unidas a realizarse en Ginebra, Suiza.

Hadi afirmó que el único tema a debate será la ejecución de una resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU en abril pasado que exige la retirada de los rebeldes de las zonas del país que han tomado en los últimos 12 meses.

"No habrá negociaciones" de ningún tipo para la reconciliación, señaló Hadi en una entrevista al canal árabe de televisión Al-Arabiya.

El mandatario que salió de Yemen ante el avance de los hutíes y se asiló en Arabia Saudita, señaló que la delegación de su gobierno no examinará la reconciliación con el equipo negociador rebelde.

Al anunciar las conversaciones el sábado pasado, el jefe de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a todas las partes participar en las conversaciones sin condiciones previas.

Hadi insistió que la reunión patrocinada por Naciones Unidas que comenzará el 14 de junio esté destinada a una reconciliación más amplia o la búsqueda de un compromiso político para poner fin al conflicto.

Explicó que la resolución 2216, aprobada en abril, se creó en un marco de paz, exigiendo que los hutíes abandonen las ciudades yemeníes, tomadas a lo largo de su ofensiva y permitir que su gobierno reanude el trabajo en Saná, la capital.

Hadi también repitió las acusaciones de que Irán estaba interfiriendo de manera sistemática en los asuntos de su país al apoyar a los rebeldes chiitas, que han rechazado la resolución.

"Lo que hace Irán en Yemen (mi país) es más peligroso que lo que hace Al Qaeda", dijo Hadi en la entrevista.

Arabia Saudita junto con una coalición de países lanzaron en marzo pasado una ofensiva en Yemen contra los hutíes para frenar el avance de lo que, portavoces sauditas, han calificado las "fuerzas aliadas de Irán".