Recuerdan al "Pelón" Osuna en su 46 aniversario luctuoso

El tenista Rafael "Pelón" Osuna, uno de los mejores jugadores que ha tenido México, fue recordado con motivo de su 46 aniversario luctuoso en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM), con una ofrenda floral depositada por su hermana Elena.

Bajo la estatua de Osuna, ubicada a un costado de la plaza olímpica, Carlos Cisneros Córdova, director técnico del Comité Olímpico Mexicano (COM), y Pedro Cuervo Aja, secretario general de ese organismo, acompañaron a Elena, quien mostró algunas fotos y un libro donde quedó plasmado cada uno de los triunfos de su hermano.

"Escribe las páginas más brillantes que ha tenido el tenis mexicano. Para la familia y para todo México, para los jóvenes porque tenemos muchas figuras, pero también considero que en el país existe mucho talento que necesitamos sacarlos a flote", expresó.

Elena Ozuna también dijo que "es un ejemplo y me da gusto que mi hermano que fue una persona alegre, feliz, contento y que jugó su tenis maravilloso fue reconocido en todo el mundo como mexicano".

La campeona centroamericana en Jamaica 62, en la modalidad de dobles al lado de Antonia Prado, agregó que después de tanto tiempo hay personas que recuerdan a Rafael en todos lados y un ejemplo fue cuando le rindieron un homenaje en Estados Unidos.

"Hace dos años, en el US Open se le hizo un tributo porque cumplió 50 años de haber ganado el singles, el primer latinoamericano y el homenaje fue en la cancha central", recordó.

Después del partido de Rafael Nadal, que estaba lleno el estadio, pasaron una película y al terminar comunicaron que estaba la familia de Rafael Osuna y fue muy emocionante y nos aplaudieron a todos, refirió.

Entre los logros del "Pelón" Osuna figuran Torneos de Gran Slam, Wimbledon en 1960, junto al estadunidense Dennis Ralson; conquistó el Abierto de Estados Unidos en 1962 con su compatriota Antonio Palafox, y fue parte del equipo mexicano para Copa Davis donde llegó a finales.

Un año más tarde, esta pareja se llevó Wimbledon y además se rankeó como número uno de la Federación Internacional, además sumó medallas de oro en los Juegos Olímpicos de México 68, disciplina que se presentó como exhibición.

En 1969, a los 30 años edad, perdió la vida en un accidente de aviación, y dos meses después de su deceso, el Abierto de Estados Unidos declara el 28 de agosto de 1969 el Día de Rafael Osuna.

En reconocimiento a su trayectoria, en 1979 ingresa al Salón de la Fama del tenis internacional, y ese mismo año se develó la estatua como un homenaje al mejor tenista mexicano.