Canadá destina más recursos para agencias de seguridad

- El gobierno de Canadá anunció hoy mayores recursos financieros para apoyar a las agencias de seguridad y fronterizas en la detección temprana de cualquier acción terrorista o amenaza en el país.

La administración del primer ministro canadiense Stephen Harpe destinará a la Agencia Canadiense de Servicios de Inteligencia (CSIS) unos 109.5 millones de dólares en los próximos cinco años.

Mientras que a partir de 2020 destinará 32.81 millones de dólares por año para incrementar la capacidad de la CSIS en el combate en la "primera línea" a la "creciente amenaza terrorista".

Los esfuerzos de esta agencia se dirigirán tanto a los terroristas planeando actos violentos en territorio canadiense, como aquellos canadienses "radicalizados" que busquen viajar fuera del país a entrenarse y cometer algún acto terrorista, indicó.

La Oficina del primer ministro informó a través de un comunicado que este esfuerzo requerirá ser apoyado por el parlamento federal, donde el gobierno conservador en turno tiene mayoría.

Agregó que también se destinarán mayores recursos en los próximos cinco años para extender las medidas de escaneo biométrico a todos los viajeros, no residentes, que entren a territorio canadiense.

"Esto ayudará a los oficiales de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá a tener las herramientas que necesitan para verificar la identidad de los viajeros y mejorar la seguridad e integridad de nuestras fronteras", señaló.

También destinará ocho millones de dólares a su aparato fiscal (Canada Revenue Agency) para identificar y bloquear a organizaciones con fines terroristas disfrazadas de caritativas y ayudar a las legítimas asociaciones de asistencia a protegerse de ser usadas para propósitos terroristas.

Para el gobierno canadiense, que buscará la reelección en octubre próximo, Canadá está amenazada de tres maneras:

La primera sería que "los terroristas continúan planeando ataques directos contra Canadá y sus aliados dentro y fuera" de su territorio.

Indicó que una segunda amenaza es que los terroristas "realizan actividades en territorio canadiense para apoyar al terrorismo globalmente, incluyendo recaudación de fondos para apoyar ataques y a grupos militares".

La tercera amenaza terrorista para Canadá es que los atacantes usan las redes sociales para radicalizar a jóvenes canadienses. "Algunos de estos jóvenes pueden planear ataques antes de viajar fuera del país o intentar salir para entrenarse en otros países".

El 25 de mayo pasado el gobierno canadiense anunció que destinará 124 millones de dólares para reforzar programas antiterroristas tanto de la Real Policía Montada de Canadá (RCMP) como de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá (CBSA).

En 2014, fue aprobado un ajuste a la Ley de Ciudadanía que permite retirar la ciudadanía canadiense a las personas que tengan doble ciudadanía y hayan sido convictos por terrorismo.