Acaricia Munich la final de Champions tras humillar al "Barça"

Bayern Munich acaricia la final de la Champions League, luego de humillar este martes a FC Barcelona y propinarle cuatro goles, algo que ningún equipo había logrado en los últimos años.

La Allianz Arena celebró los goles de Thomas Muller, que abrió y cerró la cuenta a los 25 y 82 minutos, Mario Gómez (49) y el holandés Arjen Robben (73).

Ahora, el "Barça" está obligado a marcar cinco goles la próxima semana en el Camp Nou, donde se jugará la vuelta de esta serie semifinal, algo que se vislumbra muy complicado (esta temporada los bávaros no han encajado más de un gol), pero no imposible para los "blaugranas".

Las emociones no se hicieron esperar en Munich y a los dos minutos Robben ya probaba al arquero Víctor Valdés. El "Barça", fiel a su estilo, intentó apoderarse del balón pero los anfitriones supieron mantener a raya a los dos cerebros "culés": Xavi Hernández y Andrés Iniesta.

Debido a esto, el argentino Lionel Messi debió retrasarse para convertirse en mediocampista, con ello el centro del campo tuvo un dominio alterno hasta el minuto 25, que Muller marcó diferencias desde atrás y sin marca alguna remató con la cabeza para el 1-0.

Los catalanes, que cometieron dos manos en el área que el árbitro no vio, redoblaron esfuerzos y fue entonces que comenzaron a llegar al área rival aunque no pudieron sorprender a su adversario, motivo por el cual el portero Manuel Neuer no debió intervenir siquiera.

Para la segunda mitad, el conjunto alemán no aflojó y a los 49 minutos Robben cobró un tiro de esquina que centró Muller a un Mario Gómez que se encontraba en fuera de lugar, el delantero empujó para el 2-0.

A partir de entonces, Munich se posesionó del balón, algo que no es muy común ver cuando los "culés" están en la cancha, conforme pasaban los minutos, los locales se vieron cada vez más animados y sorprendentemente con ello, hicieron que su rival se viera por primera vez lento.

Así llegó el tercer gol de la tarde, Robben se fue por la banda seguido muy de cerca por Jordi Alba, ya en el área apareció Muller para bloquear al zurdo con falta y con la vía libre, el holandés batió a Valdés con disparo cruzado al minuto 73.

Los vigentes subcampeones del torneo parecieron no conformarse con el resultado y en la recta final siguieron apretando y pasándole por encima a un conjunto español irreconocible, que encajó todavía un cuarto tanto, obra de Muller, al 82.