Miguel Ángel Mancera, indicó que el Gobierno del Distrito Federal (GDF) no se solapará ni encubrirá ningún acto de corrupción que pudiera existir en la delegación Coyoacán o cualquier otro caso.

Al respecto, el mandatario capitalino indicó que en caso de contar con "datos objetivos" se procederá, independientemente de quien se trate, y que la eventual renuncia del jefe delegación, Mauricio Toledo, es "un tema absolutamente voluntario y personalismo".

Macera Espinosa recordó que el gobierno capitalino interpuso un juicio de lesividad contra una gasolineria de la demarcación y la instrucción a la Consejería Jurídica es dar seguimiento puntual al mismo y avanzar en el procedimiento.

El jefe de gobierno enfatizó que su obligación es la de conducirse dentro del cauce de la ley y reiteró que "en los casos donde se cuente con hechos documentados se actuará en consecuencia".