Pablo Ángeles lucha por dar mayor presencia a la animación nacional

Si bien conseguir apoyo para financiar la producción de un cortometraje es complicado, buscarlo para uno de animación lo es todavía más, sin embargo, el animador Pablo Ángeles Zuman no se detiene y luego de cosechar éxito con "El modelo de Pickman", prepara ya un largometraje.

Aunque sabe que se está metiendo en "camisa de once varas", el creador dijo a Notimex que para él es necesario y fundamental seguir haciendo animación, toda vez que lo llena espiritualmente y le permite hacer frente a quienes dicen que en México no hay buenas producciones de animación.

"La historia, que es de ciencia ficción, la escribí hace un año. Voy a ´tallerear´ el guión unas semanas y luego, ya con la corrida financiera que tenemos, comenzar a desarrollarla aquí en México", indicó Ángeles Zuman, quien participó en la realización de la cinta "Hellboy 2: el ejército dorado", dirigida por Guillermo del Toro.

En entrevista, el animador mencionó que la falta de largometrajes de animación en México refleja una carencia muy fuerte dentro del cine y esto es resultado del erróneo estigma de ver a la animación como si no fuera cine.

"En realidad sí lo es y es muy poderoso, es un cine hecho con una técnica distinta y es lamentable ver que no se producen largos en México", expresó.

Aunque reconoció que las dificultades para realizar una producción de animación son más que las de ficción, por el dinero y el tiempo, sostuvo que los esfuerzos y el talento de los animadores son los que marcan la diferencia.

"México genera una gran cantidad de buenos materiales porque estamos acostumbrados a hacer cosas de calidad con pocos recursos", apuntó.

En ese sentido, refirió que la animación vive un momento importante en México, toda vez que hay una gran demanda de este contenido.

"El país es el principal consumidor de contenidos de animación a nivel Latinoamérica, de hecho somos la cuarta taquilla en el mundo".

Pese a que el público está acostumbrado a cierto tipo de animación, de alabar la extranjera y ver a la nacional sólo como una que muestra perritos u ositos que hablan, Ángeles Zuman aseguró que lo hecho en México va más allá de eso y que lo único que falta es explotar el estilo y apostarle más.

"Cuando hice este corto (El modelo de Pickman) intenté que no se notara una diferencia entre mi trabajo y el extranjero. Evidentemente lo hice con bajo presupuesto, es complicado, pero traté de que no se vieran esas carencias", comentó.

Bajo ese tenor, expuso que todo está en mantener esa filosofía y tener claro a dónde quieres llegar con lo que haces. Él tiene presente ambas cosas y con "El modelo de Pickman" ha conquistado diversos festivales de animación, entre ellos el Annecy, que se celebra en Francia.

Tras destacar el trabajo que hacen animadores mexicanos como Luis Téllez y Rita Basurto, entre otros, indicó que el ciclo de festivales de su exitoso cortometraje está por concluir, por lo que espera liberarlo a la red, para que lo vea toda la gente, el próximo año.