Venezolanos en EUA piden a Obama atender la crisis en su país

Venezolanos que residen en el área metropolitana de Washington pidieron hoy al gobierno de Barack Obama centrar su atención en Venezuela y ejercer mayor presión para resolver una crisis que, dijeron, amenaza ya su subsistencia.

"El presidente Obama y este país tienen que ver más hacia el sur, ver lo que está pasando en Venezuela porque no tenemos mucho tiempo antes de que la situación empeore más", urgió Ana Astrid Molina, desplegando una bandera venezolana para enfatizar su demanda.

Molina, quien reside desde hace más de dos décadas en el vecino estado de Maryland, estuvo entre los más de 100 venezolanos que se manifestaron este sábado frente a la Casa Blanca para denunciar la descomposición económica y política de su país.

"Lo que me trae hoy aquí es para levantar mi voz por quienes no pueden hacerlo en Venezuela, donde la libertad de expresión ya no existe", indicó la mujer originaria de Caracas.

Molina, quien viajó por última vez a su país el año pasado, dijo que ha experimentado en carne propia algunas situaciones que decenas de hombre y mujeres denunciaron hoy aquí en pancartas y con consignas.

"Aún sin estar presa, cuando uno está allá, uno siente el miedo de hablar. Cuando vivía en mi país disfruté de una libertad no perfecta, pero la había, igual que la democracia, aunque el gobierno no fuera perfecto; ahora todo está mal", sostuvo.

Durante casi dos horas, más de un centenar de hombre, mujeres y niños marcharon frente a la Casa Blanca bajo la atenta mirada de decenas de agentes del Servicio Secreto y entre decenas de turistas congregados frente al histórico inmueble.

Entre las demandas destacó la liberación de los presos políticos, en particular la del líder del Partido Voluntad Popular, Leopoldo López, preso desde 2014.

López inició la semana pasada una huelga de hambre en demanda de la excarcelación de los más de 70 presos políticos que se estima hay en Venezuela.

Marielba Rodríguez, residente de Alexandria, Virginia, quien portaba una hoja de papel con las fotografías y nombres de algunos de los presos políticos, dijo que aunque lleva más de 15 años fuera de su país, "lo que pasa allá nos afecta de manera directa".

"Incluso para nosotros, visitar nuestro propio país se hace complicado cada vez por todos los controles que el gobierno ha venido poniendo, y por eso estoy aquí, para decir que ¡ya basta!, que no podemos aguantar más", aseveró Rodríguez.

Otros como Alberto Lares, quien vive en Virginia, consideró que lo que lo que se requiere es que Estados Unidos eleve la presión sobre el gobierno del presiente Nicolás Maduro para lograr la liberación de López y el resto de los presos políticos.

"Este es el único país que puede hacer la diferencia, ni uno más, por eso estamos aquí, para decirle al presidente Obama que no abandone a Venezuela en esta que puede ser la hora de la verdad para nuestro pueblo", aseveró.