Descartan riesgo por capitales "golondrinos" gracias a estabilidad

El presidente y CEO de la calificadora Coface, Bart Pattyn, aseguró que si bien hay un riesgo latente en México por la llegada de los llamados capitales "golondrinos", esta contingencia no sería a corto plazo, ya que hay capital y liquidez en los mercados.

"Siempre hay riesgo de choque sistémico, pero los capitales golondrinos se mueven únicamente cuando hay turbulencias, pero hoy en México hay estabilidad económica y financiera", señaló en entrevista.

Mencionó que los inversionistas siempre buscan naciones con mercados que ofrezcan mayor rendimiento y no de alto riesgo, como lo que hoy ofrece México.

En el marco de la Cuarta Conferencia Riesgo País 2013, organizada por la calificadora, destacó que "México hoy es percibido en el exterior como una nación en las grandes ligas, con perspectiva positiva. No hay riesgo de que los capitales escapen".

Incluso, el directivo descartó que la crisis financiera en Europa pudiera perjudicar a México, en virtud de que "no hay canales directos de contagio".

La economista en jefe de American Chamber, Deborah Rinner, señaló a su vez que los capitales llegados a México buscan obtener altos rendimientos.

El año pasado, refirió, ingresaron al país 57 mil millones de dólares "una cifra con récord", reflejo de "que se ven con buenos ojos los logros del gobierno mexicano, pero sí somos vulnerables a cambios de opinión".

Para Rinner, los riesgos inmediatos para la economía mexicana provendrían más bien del mercado externo, derivados de la crisis europea y el lento crecimiento de la economía de Estados Unidos.

A principios de este mes, la firma Consultores Internacionales S.C. (CISC) advirtió sobre posibles impactos negativos por la extraordinaria entrada de capitales especulativos a México, que desestabilizan a cualquier economía cuando éstos sólo buscan ganancias rápidas o un refugio temporal.

En un análisis, expuso que en los últimos tres años la entrada de capitales extranjeros ha registrado movimientos extraordinarios.

De acuerdo con la empresa de consultoría, esto más que reflejar confianza de los inversionistas en la solidez de la economía mexicana, es signo evidente del oportunismo que la globalización financiera encierra.