Gobierno federal no tolerará uso electoral de programas sociales: EPN

El presidente Enrique Peña Nieto convocó a la todas las fuerza políticas para que a través del diálogo se encuentren mecanismos para el mejor blindaje de las políticas sociales y se cumpla el propósito de ayudar a quienes más lo necesitan.

Al encabezar el "Foro México Incluyente", el jefe del Ejecutivo federal advirtió que su gobierno no tolerará el uso electoral de los programas sociales y reiteró su llamado a participar en este esfuerzo para lograr un México incluyente.

Peña Nieto aseguró que los programas se ajustarán estrictamente a sus reglas de operación, para impedir desvíos o manejos sesgados o partidarios, y el gobierno de la República vigilará que nadie lucre con carencias y necesidades de personas.

"Estamos comprometidos con la transparencia, rendición de cuentas y evaluación permanente de las políticas públicas", sostuvo.

Ante señalamientos de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) del presunto desvío de recursos en Veracruz y posteriores anuncios -a manera de protesta- de que no acudirían a la presentación de la reforma financiera, impulsada en el marco del Pacto por México, Peña Nieto se dijo dispuesto al diálogo.

El Ejecutivo federal manifestó que en democracia es natural que existan diferentes opiniones, pero que además de disentir hay oportunidad de dialogar.

En ese sentido, refrendó que el Gobierno de la República contribuirá activamente para que prevalezcan "las condiciones de diálogo y acuerdo que juntos hemos alcanzado en estos últimos meses".

"Corresponde a todos los actores seguir actuando por las reformas que requieren nuestro país", enfatizó.

Incluso, recalcó que en aras de contribuir a los mecanismos de negociación del Pacto por México y retomar ese camino, "he decidido dar un espacio de diálogo y presentar en los próximos días la reforma financiera que originalmente se había anunciado para el día hoy".

Peña Nieto consideró oportuno el momento de "hacer un alto en el camino", replantear "nuestra posición", así como de dejar a un lado "cualquier interés de carácter particular o partidario".

Acompañado por los secretarios de Desarrollo Social, Rosario Robles, y de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que México "vive una intensa vida democrática caracterizada por la pluralidad política y la diversidad de liderazgos".

Subrayó que gracias a ese gran acuerdo nacional, el país hoy cuenta con una hoja de ruta para transformar al país en los próximos años, y que además lograr un México incluyente es el mayor reto de "nuestra generación".

Por ello, "Estamos moviendo las instituciones, los programas y presupuestos para respaldar a quienes mayores rezagos enfrentan".

En ese sentido, refirió que la reforma financiera es esencial para que la economía mexicana crezca más, y fomentará el crédito bancario a bajos costos.

Es impostergable atender de raíz pobreza extrema y hambre, "que amenazan el futuro de gran número de mexicanos", enfatizó.