Busca Scotiabank abrir el crédito a los segmento de bajos ingresos

Tras reconocer que fue de los últimos bancos en abrir la llave del crédito, Scotiabank busca ahora seguir ganando participación que mercado e incluso atender a los segmentos más bajos de la población a través de la recién adquirida sociedad financiera de objeto múltiple, Crédito Familiar.

El presidente del Consejo de Administración y director general de la institución, Troy Wright, destacó que Scotiabank se encuentra ya trabajando en encontrar el "traje a la medida" de sus clientes, sean personas físicas, morales o con actividad empresarial, luego de que hubo un periodo en el que este banco no creció al mismo ritmo que el mercado.

El directivo incluso reconoció que tras la crisis de 2008 y 2009, esta institución fue de las últimas en abrir bien la llave de crédito y eso "nos costó lo que fue pasar del quinto al séptimo lugar" en participación de mercado.

Wright aclaró a Notimex que esa fue la decisión que se tomó y desde hace seis meses se han abierto las llaves del crédito del banco, lo que se refleja en pasar de una participación de mercado de aproximadamente de 4.6 por ciento en términos de préstamos a un 5.4.

Este aumento de 80 puntos base de participación de mercado, agregó, ha sido básicamente haciendo lo que exactamente es difícil de hacer, que es atinarle muy bien a lo que necesita el cliente, a muy buen precio y con un servicio de primera, aseveró.

Además, dijo, el banco que ha estado muy centrado en los segmentos A, B y C de la población, ahora extenderá sus servicios y productos a los segmentos de la población en D a través de la recién adquirida sociedad financiera de objeto múltiple, Crédito Familiar, en diciembre pasado.

Troy Wright comentó que actualmente están haciendo unos ajustes al modelo operativo y a los sistemas, por lo que en un periodo de entre cuatro y cinco meses se dé un arranque más dinámico de esta empresa, que mantendrá su nombre, dentro del grupo financiero.

La idea, precisó, es crecer este negocio de manera rápido, ya que esta institución tiene la experiencia para ello en Centroamérica, Sudamérica y el Caribe.

De ahí, explicó, que está trayéndose un modelo especial a México, que realmente tienen que ver con los modelos paramétricos de a qué tipo de personas se puede dar crédito, de montos de dos mil, cuatro mil y seis mil pesos.

De hecho, destacó, Crédito Familiar llego a tener en el punto más alto de sus operaciones a más de 500 mil clientes y hoy en día está más cerca de 200 mil, "así que yo creo que no vamos a tardar más de entre dos y tres años en volver a tener 500 mil clientes en esta empresa".

Además, refirió, la sofom también es un vehículo de graduación que permita que los clientes que ahora son de la sofom, en un momento dado pasen a hacer clientes del banco, ante la mejora esperada de la economía de las familias.

Así, revelo, se espera que alrededor de un 10 por ciento de los clientes de Crédito Familiar anualmente se sumen al banco, por lo que se tiene una forma de autoalimentar el crecimiento de la institución y de llegando, a su vez, a atender la parte de la pirámide de la población que el faltaba al grupo financiero.

De hecho, señaló, eso permitirá tener una oferta más completa, como en el caso de las nóminas, al poder ofrece un paquete para todos los empleados y no solo a los segmentos A, B y C.

Finalmente, el presidente del Consejo de Administración y director general de la institución resaltó que los bancos que podrán seguir creciendo en el futuro serán aquellos que conozcan realmente a sus clientes y puedan anticiparse a responder a sus necesidades, sobre todo en un mercado tan competido como el de México.

Refirió que actualmente los bancos en el país están realmente muy agrupados haciendo casi lo mismo, un trabajo de segmentación, de buscar cuál va a hacer la propuesta de valor, la mezcla de productos, los canales y el mejor precio.

Reconoció que bajo este contexto, para el consumidor bancario a veces le es muy difícil realmente ver cuál de todas las opciones es la mejor, sobre todo entre los siete bancos más grandes del país en donde "la verdad es que la oferta no es muy diferenciada".

Así, en su opinión, los bancos que van a tener éxito en el futuro, son aquellos que van a hacer los mejores en anticipar las necesidades de sus clientes, ya que las instituciones cuentan con mucha información sobre el perfil del cliente, cuáles son sus hábitos, su edad, nivel socio-económico y en qué parte de su vida se encuentran.