Alberto Korda y la imagen que le dio el pase a la inmortalidad

Hablar de Alberto Korda es hablar también del devenir de la fotografía cubana, pues junto con la modelo Norka Méndez fue pionero en las tomas de modas y más adelante iniciador de las submarinas; además, se consagró con una imagen icónica de la Revolución cubana, un retrato del "Che" Guevara.

Korda murió en París, Francia, a consecuencia de un infarto cardiaco, hace 14 años, que se cumplen este 25 de mayo.

Su nombre de pila era Alberto Díaz Gutiérrez y era oriundo de la barriada habanera del Cerro, donde nació el 14 de septiembre de 1928.

Cuentan sus biógrafos que hizo estudios de periodismo y luego de comercio en The Havana Business Academy, y que trabajó como visitador médico y comercial de jabones, máquinas de escribir y material de oficina, antes de comenzar a hacer fotos para una compañía de seguros.

Allí obtuvo el premio que en 1956 le permitió crear los Estudios Korda al lado de sus amigos Luis Peirce Byers (Luis Korda) y Newton Estapé.

Era entonces un modesto fotógrafo empeñado en captar la belleza de las cubanas, pero el oficio lo atrapó y armado de una cámara de 35 milímetros comenzó a despuntar, primero haciendo campañas publicitarias y cobertura de eventos sociales y más adelante como fotógrafo profesional del comandante Fidel Castro.

Ya conocido como Korda, fue miembro fundador de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).

Pero en 1960 cambiaría su vida, al realizar la famosa fotografía "El Guerrillero Heroico", que ha sido considerado uno de los 10 mejores retratos fotográficos de todos los tiempos, y que al paso de los años se convirtió en la imagen más reproducida de la historia de la fotografía en el mundo.

Korda, uno de los fundadores del diario "Granma", también fue fundador de la fotografía submarina en Cuba, cuando en 1968 trabajó en el Instituto de Oceanología de la Academia de Ciencias de Cuba, para el cual realizó el Atlas de corales cubanos.

El sitio cubano "Ecured" recuerda que en 1980 y ya con la fama a cuestas, se dedicó a la foto de modas, también fue director de fotografía de la revista "Opina" y figuró como jurado en numerosos salones y concursos.

A lo largo de su trayectoria tuvo la oportunidad de participar en numerosos proyectos y exhibir su obra en las principales galerías europeas y americanas.

Entre los premios que reconocieron su trabajo, se cuentan la Palma de Plata del periódico Revolución como Mejor fotorreportero (1959); Premio Concurso Carnaval de La Habana; 1960-1963; el segundo Premio Unión de Periodistas de Cuba, 5to Premio Internacional de Fotografía de Revista Mondo Sommerso. Italia.

Primer Premio Foto-histórica y Mención Retrato, Concursos 26 de Julio; Premio de Fotografía del Concurso Rubén Martínez Villena. La Habana. Cuba; Medalla por la Cultura Nacional. La Habana. Cuba; Premio Rubén Martínez Villena, Foto-cartel. Ministerio de Cultura. La Orden Félix Varela de Primer Grado, Consejo de Estado, República de Cuba.

No obstante su muerte, ocurrida el 25 de mayo de 2001, en La Habana, Korda, como era conocido este artista, ha quedado inscrito en la historia de la fotografía de su país y del mundo, al que ha legado imágenes como la del revolucionario Ernesto "Che" Guevara.

La imagen referida, en la que Guevara aparece con una boina mirando a lo lejos, fue tomada el 5 de marzo de 1960 -cuando Guevara tenía 31 años- durante el entierro de las víctimas de la explosión de La Coubre, aunque fue publicada hasta siete años después.