Felicita Evo Morales a Cartes por su triunfo electoral en Paraguay

El presidente de Bolivia, Evo Morales, le deseó éxito al mandatario electo de Paraguay, Horacio Cartes, al tiempo que hizo votos por el bienestar del pueblo paraguayo, informó hoy una fuente oficial.

La estatal agencia boliviana ABI informó en su portal electrónico que Morales le envió este martes una misiva a Cartes para felicitarlo por su victoria en los comicios paraguayos del domingo pasado, con casi el 46 por ciento de los votos.

"Reciba mis sinceras felicitaciones y deseos de éxito en la nueva responsabilidad que le está confiando el pueblo paraguayo, así como el deseo de que la misma esté acompañada de bienestar para las ciudadanas y ciudadanos paraguayos", señaló el jefe de Estado.

Morales le expresó además su satisfacción "por los resultados de las elecciones generales que tuvieron lugar en su país el día domingo y que le beneficiaron con el voto popular para representar al hermano pueblo paraguayo como su presidente democráticamente electo".

El gobernante boliviano consideró que el triunfo de Cartes representa una "reafirmación de la cultura democrática que se vive ahora en Latinoamérica" e hizo votos para que en el futuro la relación entre Bolivia y Paraguay se fortalezca.

"Tengo la seguridad que en este tiempo se estrecharan los lazos de amistad, cooperación solidaria y respetuosa entre nuestros países", indicó Morales en su carta.

El triunfo de Cartes en los comicios del domingo pasado representa el regreso del Partido Colorado al poder -que perdió en 2008 con la victoria del ex obispo católico Fernando Lugo- y la solución a la crisis política que vivía ese país desde 2012.

La crisis había estallado por la destitución de Lugo en junio de 2012, por "mal desempeño de funciones", lo que generó el rechazo de bloques como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que suspendieron a Paraguay.

Sin embargo, ahora hay expectativas de que la marginación paraguaya de ambos bloques llegue a su fin con la elección de Cartes, en comicios cuya legitimidad y transparencia fueron reconocidas por observadores internacionales.