Buscan ambientalistas opciones ante quema de gavilla de trigo

Ambientalistas, agricultores y autoridades ecológicas de la región buscan opciones ante la quema de gavilla de trigo, situación que genera emisiones que afectan a comunidades de Sonora y Arizona.

La directora de Desarrollo Urbano y Ecología municipal, Nancy Saldaña Navarro, destacó que en una reunión analizaron los problemas ecológicos y de salud generados por la incineración de paja al finalizar la cosecha del cereal.

En la sesión realizada en el ayuntamiento, entre las propuestas se habló de reutilizar la gavilla en proyectos ecológicos, como material para construir viviendas, para elaborar fertilizantes, además como alimento animal.

Otra de las propuestas fue solicitar apoyos a la federación, ya que las emisiones por esas quemas afectan a comunidades de dos estados, Sonora y Baja California, y de dos países, México y Estados Unidos, principalmente de Arizona, dijo.

En estas semanas que finaliza la cosecha de trigo 2013, productores que sembraron más de 14 mil hectáreas de cultivos de trigo, empezaron a quemar los residuos, lo que genera humos que llegan a las poblaciones.

El presidente del Sistema Producto Trigo de la región, Javier Villegas Lira, manifestó que están conscientes de esta situación, pero los agricultores no pueden costear el paso de maquinaria para triturar la gavilla en las parcelas.

Dijo que esa acción que reincorporaría el material vegetal a la tierra tiene un costo de mil 500 pesos por hectárea, por lo que para llevarla al cabo se requieren apoyos federales extraordinarios.

En la reunión participaron representantes de la Sagarpa, Pronatura, módulos de riego, productores agrícolas, la Universidad Estatal de Sonora (UES), la Dirección de Sanidad Vegetal, Semarnat, entre otras instituciones.